Inicio País Rechazan informe de EU sobre el riesgo de aumento de emisiones de...

Rechazan informe de EU sobre el riesgo de aumento de emisiones de carbono

MÉXICO- El presidente Andrés Manuel López Obrador, rechazó un informe del departamento de Energía del Gobierno de EU.

Este informe advierte sobre el riesgo de incremento de las emisiones de carbono hasta en 65%, y el aumento de los costos de generación de electricidad hasta en 54%, si se aprueba un proyecto oficialista de reforma de la Ley de la Industria Eléctrica que analiza el Congreso.

“Con todo respeto, no tienen información [las autoridades estadounidenses] de lo que se está haciendo en México […]; es falso y no suena lógico, suena a metálico [dinero]”, respondió el jefe de Estado a una pregunta sobre el informe difundido el 27 de octubre, durante una conferencia de prensa celebrada en la ciudad de Mérida, estado de Yucatán (sureste).

López Obrador recordó que antes de la visita de John Kerry, enviado especial sobre cambio climático del presidente de EU, Joe Biden, envió una carta a su homólogo sobre la efectividad del programa social Sembrando Vida para reforestar un millón de hectáreas y atender las causas del fenómeno migratorio.

La misiva a Biden fue “para fijar nuestra postura sobre la lucha que él encabeza, junto con el señor John Kerry, para disminuir las emisiones de efecto de gases de efecto invernadero y ayudar a detener el problema del calentamiento global”, dijo el gobernante mexicano.

El informe del Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL, en inglés) del departamento de Energía de EU, al que tuvo acceso la agencia financiera Bloomberg, señala los riesgos de la reforma que daría prioridad a las plantas generadoras de la estatal Comisión Federal de Electricidad.

López Obrador, por su parte, replicó que las autoridades están “haciendo compromisos para tener una producción de energías limpias”.

Explicó que, debido a que desconoce si Biden ya recibió su misiva, “no podría darla a conocer ahora, no es lo más conveniente, voy a esperar a cerciorarme si ya recibió la carta”.

El objetivo de la contrarreforma a la Ley de la Industria Eléctrica -que revertiría una reforma de 2013 que abrió el sector energético a la competencia y la inversión privada y extranjera-, es elevar la participación de la CFE en el mercado eléctrico, del 38% actual al 54 por ciento.

Si el proyecto es aprobado en ambas cámaras del Congreso, disminuiría la participación de las empresas generadoras de energía eólica y fotovoltaica, nacionales y extranjeras, entre ellas de ellas de EU y Canadá.

Kerry visitó con López Obrador el sureste de México el pasado 18 de octubre, antes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebrará en Glasgow del 31 de octubre al 12 de noviembre, y que contará con la presencia de representantes de unos 200 países.

Dos enfoques contrapuestos

El informe del departamento de Energía del Gobierno de EU indica que otorgar a la estatal CFE la prioridad en el despacho de energía a las redes eléctricas nacionales, tiene el potencial de “distorsionar el principio de despacho económico de la energía”, aumentando los costos de producción.

Por ejemplo, el uso de plantas generadoras que operan con combustóleo (fueloil), “amenaza los compromisos de cambio climático a corto plazo” de México, advierte.

“La preocupación es de los que mandaban antes y tenían controlado el Gobierno; ahora el Gobierno es de todos, para ricos y pobres, durante el periodo neoliberal no pagaban impuestos” algunos grandes inversionistas, dijo López Obrador.

El presidente subrayó que el compromiso gubernamental es “que no aumente [el costo de] la luz a la gente, sin mantener subsidios” a las grandes corporaciones de los parques generadores de energía eólica y solar, y mencionó a las firmas mexicanas Bimbo (industria panadera) y Oxxo (comercio), y la estadounidense Walmart, que los utilizan.

Argumentó que esas empresas “pueden subir esa energía a la red nacional y no pagan por la transmisión. Como no siempre hay aire, ni siempre hay sol para las celdas solares, tiene que haber un refuerzo para esa energía” eólica o fotovoltaica.

Indicó además que la CFE apoya con su planta hidroeléctrica el suministro de energía cuando no producen las plantas de energías renovables o verdes, y que “ese gasto no se les carga a los particulares”, nacionales y extranjeros.

“Es tan irracional lo que hicieron estos corruptos, que la producción de energía más barata y limpia es la que se genera en las hidroeléctricas”, agregó.

El mandatario no mencionó el tema polémico de las plantas operadas con fueloil —energético que la estatal mexicana Petróleos Mexicanos produce y acumula—, cuya comercialización está prohibida en el mercado internacional y cuyo uso en México cuestionan organizaciones ecologistas como Greenpeace, entre otras.

El programa Sembrando Vida que detalla la misiva busca atacar las causas de la violencia y la pobreza en el sureste mexicano y Centroamérica, sembrando mil 100 millones de árboles en más de un millón de hectáreas, y emplear a 400 mil campesinos.

Sputnik