Inicio Versus Uruguayo Ignacio Rivero es el primer refuerzo del Cruz Azul

Uruguayo Ignacio Rivero es el primer refuerzo del Cruz Azul

El mediocampista uruguayo José Ignacio Rivero, será el primer refuerzo de la Máquina Celeste del Cruz Azul rumbo al Torneo Apertura 2020 de la Liga MX.

Sólo faltan concretar algunos detalles salariales para que el jugador charrúa, quien llega procedente de los Xolos de Tijuana, estampe su rúbrica como nuevo elemento cementero.

De acuerdo a las solicitudes del director técnico uruguayo Rober Dante Siboldi para encarar el próximo certamen, faltaría la contratación de un defensa central.

En otro movimiento, el delantero Lucas Passerini pasaría a préstamo con los Rayos del Necaxa y la intención de la directiva cruzazulina es que el argentino se consolide con mas minutos en el futbol mexicano, para después regresarlo a sus filas.

José Ignacio Rivero vio acción en los diez partidos completos del Torneo Clausura 2020 con los Xolos de Tijuana, antes de la suspensión y posteriormente cancelación definitiva del certamen debido a la pandemia de Covid-19.

Rivero, de 28 años de edad, nació el 10 de abril de 1992 en Uruguay. Su debut como profesional fue el 2 de septiembre del 2012 en un partido de la Primera División de Uruguay ante Juventud, entrando de cambio al minuto 69′ por Marcelo Rodríguez.

A partir de ese momento comenzó a tener más minutos en el primer equipo, terminando la campaña con veinticinco partidos jugados, aunque su equipo terminó descendiendo a la segunda división.

Para el año 2015 se hizo oficial su llegada al Defensa y Justicia. Su primer encuentro con el club, fue el 31 de mayo de 2015 en la Superliga Argentina ante San Martín San Juan, entrando de cambio al minuto 79′ por Ciro Rius.

El 3 de enero de 2018 se anunció su llegada al Club Xolos de Tijuana. Su primer partido con el equipo fronterizo fue el 21 de enero de 2018 en la jornada tres del Clausura 2018 ante Rayados de Monterrey, arrancó como titular y salió de cambio al minuto 79′.

Permaneció durante cinco torneos con los Xoloitzcuintles y llamó la atención del cuerpo técnico celeste encabezado por Robert Dante Siboldi, para incorporarse a la “Máquina”. (Juárez Hoy)

 

Artículo anteriorMovimientos telúricos
Artículo siguienteJugar al foul