Inicio CARTAPACIO Sumisión

Sumisión

Raúl Ruiz.- Gran bullicio en la covacha de los panuchos. Fiesta, por la unción de su candidato a la alcaldía, Rogelio Loya Luna, y su sorpresivo suplente, Poncho, el pastor Murguía.

Los priistas, con la sonrisa congelada, no encontraban acomodo en casa ajena. Habían desplazado a su corcholata. Voluntad de último minuto. Sumisos, apechugaron el desdén, pues son soldados disciplinados.

Sin embargo, todo parece indicar, que la unión de esta alianza transgénero no va a funcionar… ¡es contra natura! Los números indican que si los panistas fueran solos a la guerra, tendrían mejores resultados que cargando con el lastre amarillo/tricolor.

Los priistas no van a trabajar para hacer ganar a un pitufo. Me lo han dicho en corto. Y menos, cuando desplazan a sus cabecillas en el reparto del pastel. Es muy lamentable, pues la contienda será muy desigual.

Los panuchos dejarán el peso de las votaciones en el trabajo que desempeñen sus dos guerreras: Daniela Álvarez, candidata al Senado, y Marisela Terrazas, candidata a diputada por el cuarto distrito federal.

El problema es que sus adversarios no están tullidos y traen hambre de triunfo. Por parte de Morena, rumbo al Senado, la figura de Andrea Chávez, les puede mucho. No han podido quitarle puntos pese a la campaña negra en su contra.

El lado flaco es Juan Carlos Loera, quien ha perdido todo, por su empecinamiento de bajar a como dé lugar a su némesis, Cruz Pérez Cuéllar, en su intento por reelegirse, al grado de enviarle la clica familiar a causarle estropicios a domicilio. Los Peaky Blinders de Ciudad Caótica.

El incidente deja bailando a la síndica, Esther Mejía, a quien le ofrecería ser la candidata en lugar de Cruz. Con todo y eso, no serán muchos los votos que aporten al candidato, Loya.

Por su parte, Marisela tiene a cargo sostener la misma votación con la que ganó Daniela Álvarez en las pasadas elecciones. Con lo que no cuentan, es que ahora se enfrentan con un candidato más completo que Ulises García. Se trata de Alejandro Pérez Cuéllar, quien ha sido un gran operador territorial de muchos años.

Y ahora, con el espaldarazo de la candidata a la presidencia de México, Claudia Sheinbaum, mucho piooor.

Este sábado, arranca su campaña la doctora Sheinbaum desde Ciudad Juárez, como lo hiciera en 2018 Tata López Obrador. Se percibe dentro de los corrillos morenacos que la recibirán entre 15 y 20 mil delirantes chairos.

Una muestra del músculo territorial con el que cuentan los candidatos morenos contra las famélicas huestes de la alianza Fuerza y Corazón por México. ¡Nomamespancho!

Artículo anteriorResponden los aficionados de la tauromaquia a la consulta publica
Artículo siguienteMovimiento silencioso