Inicio País Se reduce el número de integrantes de caravana migrante

Se reduce el número de integrantes de caravana migrante

MÉXICO- La caravana migrante que partió hace tres semanas de la ciudad mexicana de Tapachula, Chiapas (sureste), fronteriza con Guatemala, con unas 2 mil personas se redujo a unas mil 200, después de que cerca de 800 recibieron tarjetas de visitantes por razones humanitarias, informó el Gobierno.

“La caravana migrante está compuesta por aproximadamente por mil 200 personas de diferentes orígenes, se encuentra en el estado de Oaxaca (sur), ayer [11 de noviembre] recorrieron 22 kilómetros desde Zanatepec, hasta Santiago Niltepec, en Oaxaca”, dijo el secretario federal de Gobernación, Adán Augusto López.

Los extranjeros indocumentados han recorrido 380 kilómetros “por la libertad, la dignidad y la paz”, desde que partieron de la frontera el 23 de octubre pasado, en protesta por la supuesta falta de atención de las autoridades mexicanas a pedidos de asilo en la zona fronteriza, por varios meses.

La mayoría de los migrantes procede de países centroamericanos y caribeños, y reciben atención médica y orientación legal de las autoridades mexicana, dijo el responsable federal de la política interior.

“Incuso aproximadamente 800 han sido conducido por el INM (Instituto Nacional de Migración) a petición de los mismos integrantes de la caravana”, dijo el funcionario en conferencia de prensa con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El organismo migratorio comenzó el trámite correspondiente para regularizar la situación de la estancia de esas personas en territorio mexicano.

Mientras tanto, “se decide si procede que se puedan quedar de manera permanente en el país”, dijo el secretario de Gobernación.

En las últimas tres semanas se presentaron diversos incidentes con choques entre los migrantes, con palos y piedras, y agentes de la Guardia Nacional (GN) y el INM, y al menos cuatro extranjeros indocumentados han muerto.

Dos rutas posibles

La ruta que tomará la caravana, en la disyuntiva de recorrer la costa hacia el norte, bordear el Golfo de México o entrar al altiplano central —donde está la Ciudad de México—, dependerá de las decisiones que tomen los migrantes, dijo el alto funcionario, de quien depende el INM.

“Depende de ellos la ruta, hay versión que van a cambiar de ruta y otros quieren llegar a la Ciudad de México”, dijo López a periodistas en la ciudad de Hermosillo, capital de Sonora (noroeste).

La caminata se aproxima a la zona del istmo de Tehuantepec, cerca de la ciudad de Juchitán y la refinería de Salina Cruz, en la costa sur mexicana del océano Pacífico.

La caravana avanza en dos grupos, uno a la vanguardia y otro con mujeres y niños que camina más rezagado.

“Está dividida en dos partes sobre la misma ruta, algunos llegan dos o tres horas antes, los últimos llegaron ayer [11 de noviembre] cerca de las nueve de la noche”, relató el secretario de Gobernación.

El 12 de noviembre está previsto que los migrantes recorran 25 km hasta la cabecera municipal de La Ventosa, casi 400 kilómetros de la frontera con Guatemala.

El INM informó que “continúa con la entrega de tarjetas de visitante por razones humanitarias y de residente permanente a personas extranjeras en condición de vulnerabilidad, que decidieron voluntariamente dejar la caravana migrante, para regularizar su situación migratoria”.

Contrario al dato ofrecido por el número dos del Gobierno federal (en México no existe el cargo de vicepresidente), el INM dijo que, después de entregar 800 tarjetas de visitantes, “los marchantes son menos de un millar”.

Entre quienes recibieron los documentos están niñas, niños y adolescentes, así como mujeres embarazadas, personas con alguna enfermedad o discapacidad y quienes tienen respuesta positiva de refugio, además de sus familiares.

En forma inusual el INM hizo públicas las declaraciones de las personas extranjeras, al recibir su documento migratorio.

Por ejemplo, citó a una mujer migrante acompañada de sus dos hijos menores de edad, que recibió esa tarjeta, por la que esperó meses en Tapachula.

“Es muy complicado caminar y estar comiendo en algún sitio. Con esta tarjeta es mucho más cómodo estar aquí en México”, dijo la mujer, consigna el comunicado.

También cita a un joven migrante que al recibir su tarjeta migratoria agradeció al Gobierno de México, porque, según relató, en la caravana les venían engañando y diciendo muchas mentiras.

Al comienzo de la marcha, dos mujeres haitianas fueron halladas muertas en la zona cerca al río Suchiate que sirve de frontera natural con Guatemala.

La semana pasada murieron dos cubanos que fueron baleados por agentes de la GN cuando viajaban en una camioneta, que fue ametrallada después de que el conductor desobedeció la orden de detenerse.

Sputnik