Inicio Perspectiva Regresión autoritaria

Regresión autoritaria

Dr. Fernando Antonio Herrera Martínez.- La crítica de Porfirio Muñoz Ledo y Lazo de la Vega hacia el presidente es lapidaria, pero cuida los excesos verbales, y lo más que lo llama es mareado de poder. Acusa, eso sí, con notable claridad que en lugar de ir a una transición democrática estamos es una regresión autoritaria. 

Le dice al presidente que su mañanera es una ópera bufa y que las ideas del cerebro le salen de la boca, pero que un día dice una cosa y otro día otra.

Sus tres principios están rotos: no robar, no mentir y no traicionar. Del primero dice, no roba pero deja robar; del segundo él mismo miente y del tercero, concluye que el propio presidente llamó a violar la Constitución a los diputados cuando pidió prorrogar el mandato de Zaldívar en la Corte; eso es traición, afirma Porfirio. Llama a un movimiento por la dignidad del país.

De la oposición solo dice que no hay, que están mudos, ciegos y sordos. Debe ser duro para Andrés Manuel López Obrador escuchar todo esto de quien le colocó la Banda Presidencial.

Terquedades

Ricardo Monreal reconoce que su ruptura con el presidente se produjo cuando pretendieron hacerlo responsable de la pérdida de más de la mitad de las alcaldías de la CDMX. Aun así, asegura que su nombre estará en la boleta electoral en 2024. Por cierto, hay una gran amistad entre Monreal y el alcalde Cruz Pérez Cuéllar. Si se le hiciera, Juárez tendría muchas oportunidades.

La de regalo. ¡Migrantes aparecen en Monterrey, como acto de magia! ¿Quién los dejó ahí, de dónde y por dónde los trajeron? Las ONG sociales siguen ocultas ante este gran tráfico inhumano de personas. Nunca pensé que llegáramos a ser un país ciego, sordo y mudo.

Artículo anteriorDel Denny’s a Cerocahui
Artículo siguienteEstrategas en comunicación (parte II)