Inicio LaHoguera En la Hoguera

En la Hoguera

Hay dos tipos de delincuentes, los que quebrantan las leyes y los que las hacen… Casi con lágrimas en los ojos el presidente Joe Biden declaró estar “harto de lo que está ocurriendo” al hablar sobre el asesinato de los 19 niños y los 2 maestros en una escuela primaria de Texas. Ahí pidió Biden que se tiene que legislar sobre leyes más estrictas para la adquisición de armas en los Estados Unidos. 

Pero la verdad es que Biden no puede hacer nada contra los fabricantes de armas porque de hecho el gobernador de Texas Greg Abbot,  como líder de los republicanos,  ha bloqueado consistentemente las leyes para el control de armas, entre ellas que se exigiera la edad mínima de 21 años y por el contrario legalizó la portación de armas en el estado de Texas incluyendo las escuelas. 

Y para entenderle más a esto de las armas en los Estados Unidos, el día del tiroteo el senador republicano Thom Tillis declaró que no debían actuar por reflejo y aludió a la Segunda Enmienda de la Constitución que habla del derecho que tiene la gente a poseer armas y que mejor se debería fortalecer la prevención de los delitos, defendiendo a todas luces la venta de armas. 

Una de las reacciones  más significativa fue la de la republicana Taylor Greene al acusar al gobierno de Biden de bajar los fondos de la policía y mantener abierta la frontera pero exigiendo proteger a los niños. 

El único más congruente con lo sucedido fue el congresista Beto O’Rourke, quien confrontó a Greg Abbot en una conferencia de prensa culpándolo de ser el responsable de las masacres en Texas porque es el principal protector de las leyes laxas en la venta de armas y ha bloqueado consistentemente todos los propuestas de ley para dificultar el acceso a las armas tan fácil que existe y exigir que las armas automáticas sean para uso exclusivo del ejército y no para cualquier ciudadano. 

Antes que Biden fue Obama quien prometió endurecer las leyes y terminó rindiéndose ante la negativa de los congresistas, pues estos están comprometidos a defender el negocio de los fabricantes de armas porque son quienes les pagan las campañas en las elecciones precisamente para eso. 

Para concluir lo anterior, tenemos que las acciones de Schmidt & Wesson subieron un 8.5% en el Stock Market de Nueva York después de la masacre en Texas, lo que nos demuestra que los norteamericanos son definitivamente pro armas.

Y sigue la mata dando… El ex alcalde de Parral, ex candidato a gobernador, virtual dueño de la franquicia de Movimiento Ciudadano en el estado de Chihuahua y recién liberado por el gobierno de los Estados Unidos, conocido popularmente como “El Caballo” Lozoya sigue acumulando notas periodísticas que lo mencionan, aunque a veces las referencias no sean para nada positivas. 

El día de ayer fue el receptor de una narco manta colgada en el puente de Sacramento a las afueras de la ciudad de Chihuahua, en donde se le advierte “ya sabemos que hablaste con los de la DEA, por aquí ni te presentes marrano”. 

Solo Alfredo Lozoya sabe qué les debe a los autores de la manta y por qué se sienten con toda la libertad de amenazarlo, pero desde luego que esto viene a confirmar los rumores de lo que siempre se le ha acusado, aunque ya sabemos que en política de todo se vale para denigrar a los candidatos en su momento.

El que a espada mata a espada muere… César Peniche, fiscal del estado en el gobierno del mal amado Javier Corral recibió la noticia el día de ayer que tanto Antonio Tarín como Gerardo Villegas le interpusieron una demanda por haberlos detenido desde el mes de marzo del 2017 hasta los últimos meses del 2021, sin evidencia alguna en su contra, basando todos los expedientes X en el puro dicho de un testigo protegido, sin evidencia documental ni otro tipo de investigaciones más que el dicho de quien siempre fue amparado por la FGE con “convenio de entendimiento”, documento que ni siquiera aparece o existe en el código penal del estado.

De existir justicia, tanto los testigos protegidos como el fiscal y el ex gobernador deberán de ser apresados por el abuso de poder, delito que sí existe y que sí queda documentado con sus actuaciones. No cabe duda que con la misma vara que midas serás medido…   

Para qué tanto brinco estando tan parejo el piso… Mucho se ha dicho de la participación de la Guardia Nacional y del ejército en la búsqueda de una pacificación en la ciudad, sin embargo, día a día y en pequeños incrementos, nos enteramos de muertos, de ataques, de emboscadas y de balaceras en las que nunca se encuentra a los culpables ni los muertos porque los desaparecen y al no haber cadáveres no hay delito que perseguir, y por lo tanto solo crece la cifra de desaparecidos. Recordemos el “fusilamiento” de las 17 personas afuera de una casa en el estado de Zacatecas, en donde llegaron las autoridades y ya no había ni víctimas ni victimarios, solo encontraron huellas de sangre e impactos de bala en las paredes y de lo cual nunca se supo el resultado de esas “investigaciones” de la fiscalía de Zacatecas o de la FGR.

O las fuerzas del orden son totalmente incompetentes o están demasiado comprometidas con las fuerzas delincuenciales, porque no es posible que los gobiernos federales como estatales nos reiteren todos los días su compromiso para mejorar el sistema judicial, castigar a los delincuentes o asesinos porque casi siempre salen con que “las carpetas no estaban bien integradas”, dejando con eso a las víctimas a merced de los delincuentes. La policía municipal nada gana exponiéndose a detener a grandes delincuentes si los van a soltar en unos días alegando las fallas en el debido proceso. 

¿Para qué gastar los miles de millones de pesos en simular una fuerza del orden, mientras que la delincuencia se enseñorea en nuestras poblaciones? recordemos que las simulaciones cansan a los pueblos y estos terminan perdiendo la confianza en los gobernantes…

Artículo anteriorMéxico: Te extraño, tú no eres así. Vuelve
Artículo siguienteSentencia vs el padre Aristeo, viola derecho a juez independiente e imparcial