Inicio Covid-19 Cuba ya tiene dos vacunas contra la COVID-19: Soberana 02 y Abdala

Cuba ya tiene dos vacunas contra la COVID-19: Soberana 02 y Abdala

La Habana- El sector de la salud cubano perdió más de 198 millones de dólares por el bloqueo económico de Estados Unidos entre abril y diciembre de 2020, según datos oficiales. A pesar de ello, la isla tiene ya dos vacunas contra el COVID-19.

Este miércoles 23 de junio Cuba presentará ante la Organización de Naciones Unidas el informe Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos de América contra Cuba, que recoge el impacto de la medida en el periodo de abril a diciembre de 2020.

El efecto sobre la salud ha sido notorio. El informe revela que en diciembre último, el Departamento de Estado de EU negó una solicitud de varias aerolíneas para operar vuelos al archipiélago antillano con carga humanitaria y obstaculizó el acceso a tecnologías médicas con más de 10% de componentes provenientes del territorio norteño.

También prohibió la obtención de más de 30 productos imprescindibles en los protocolos de prevención y tratamiento de la pandemia, con lo cual la búsqueda de otros proveedores determinó el incremento de precio, entre un 50 y un 65 por ciento.

A pesar de estas limitaciones, Cuba logró producir dos vacunas contra el COVID-19: Soberana 02 y Abdala superaron el requisito de 50 por ciento de eficacia solicitado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que un candidato contra el SARS-CoV-2 se convierta en vacuna.

Todavía faltan los resultados de eficacia de la combinación de las dos dosis de Soberana con la de Soberana Plus, uno de los cinco candidatos vacunales contra el SARS-CoV-2, cuyos resultados en fase II determinaron que los convalecientes inyectados con ese fármaco poseen más anticuerpos que los pacientes recuperados sin vacunar.

En su esquema inicial, el inmunógeno Soberana 02, elaborado por el Instituto Finlay de Vacunas (IFV), alcanzó 62 por ciento de eficacia tras los ensayos clínicos y respecto al intervalo de confianza —fijado por la entidad sanitaria global en un número superior al 30 por ciento—, la formulación sobrepasó el 40 por ciento.

Este lunes 21 de junio se informó que, luego de 13 meses de búsqueda, el archipiélago cuenta además con Abdala, desarrollada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), y con un esquema de vacunación de tres dosis. Los resultados mostraron en el ensayo clínico fase III un 92.28 por ciento de eficacia contra todas las cepas presentes.

La noticia, divulgada por el Grupo Empresarial de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma), da continuidad a una etapa de investigación clínica en su tercera fase, iniciada el 22 de marzo último en Santiago de Cuba, Guantánamo y Granma, con la participación de 48 mil 290 sujetos.

Tras la finalización de ese estudio, los científicos evaluaron el comportamiento de los voluntarios, la aparición de casos con PCR positivos de COVID-19 y la eficacia del producto en comparación con el placebo. En diciembre pasado se iniciaron las fases I y II para determinar la seguridad y la inmunogenicidad necesarias.

El paso siguiente es la validación del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed) y luego de ser aprobada el país impulsará la vacunación de emergencia, con el fin de inmunizar al 70 por ciento de la población para agosto.

Hasta el 21 de junio y según el Ministerio de Salud Pública fueron administradas 4.885.270 de dosis de Abdala y Soberana 02, durante los ensayos clínicos, estudios de intervención —para personal sanitario— e intervención sanitaria: 2 millones 244,336 de cubanos recibieron, al menos, una dosis de los dos productos; un millón 765,242 ya tiene la segunda administrada y con el esquema de vacunación completo están alrededor de 905 mil personas.

Cifras mundiales relacionadas con la eficacia de las vacunas contra el COVID-19 colocan a Abdala en la cuarta posición, antecedida por Novavax (96%), Pfizer (95%), Moderna (94%) y seguida por Sputnik (91,6 %), Sinopharm (79%), Bharat Biotech (78%), AstraZeneca (76%), Johnson & Johnson (72%) y la Soberana 02 (62%).

Abdala: arte y vacunación

La doctora Maricela Torres, una de las metodólogas docentes del Policlínico Samuel Fernández en la occidental provincia de Matanzas, explicó a Sputnik que el territorio participa en la intervención sanitaria de su población con el inmunógeno Abdala por las altas cifras de contagios con el virus, junto con Santiago de Cuba, Isla de la Juventud y La Habana.

Aseguró que, si bien las vacunas todavía no habían sido aprobadas, la población tenía la certeza y la confianza en los médicos y científicos cubanos, y en el desarrollo investigativo de las instituciones que intervinieron en su proceso de creación. Sumado a ello, la magnitud de la pandemia determinó la asistencia y el consentimiento para vacunarse.

“Recuerdo el brote de dengue en 1980, estaba en primer año de la carrera y trabajé en un centro de aislamiento prácticamente como enfermera, luego laboré en el enfrentamiento al H1N1, aunque con menor impacto que el actual. Frente a estas situaciones las personas se agarran de una tabla de salvación y las vacunas nuestras son tablas fuertes”, afirmó la doctora.

El vacunatorio, situado en una de las dependencias de la empresa de promociones artísticas y literarias Artex S. A., es responsable de la inmunización de mil 300 matanceros quienes, durante el periodo reglamentario de espera tras la aplicación de Abdala, disfrutan de la actuación de numerosos artistas de diversas manifestaciones.

“El cubano hasta de los peores momentos saca un chiste, menos de esta situación por el dolor, la tristeza y las muertes. La gente está estresada, incluso cuando yo me puse la primera dosis me sugestioné, por ello recibir a poetas, narradores, bailarines y actores constituye una forma de relajación, entretenimiento y bienestar”, puntualizó Maricela Torres.

Mirian Muñoz profesora, actriz y directora del grupo de Teatro Icarón señaló a Sputnik que los integrantes del conjunto participan en acciones vinculadas a la pandemia desde la aparición de los primeros casos, entre ellas, labores de indagación, colaboración en centros de aislamiento y puestas en escena en comunidades y vacunatorios.

La recompensa, a su juicio, radica en la respuesta humana y espontánea de los voluntarios: “Improvisamos textos y revisitamos obras clásicas de la poesía matancera como las creaciones de Carilda Oliver Labra. Para nosotros no importa el cansancio ni la hora, es la manera sencilla de apoyar en estos momentos que los teatros están cerrados”, reconoció.

El actor y escritor Gilberto Subiaurt declaró a Sputnik que su arte resulta también un tributo al personal sanitario, inmerso en una lucha sin límites y expuestos al contagio: “Hemos podido constatar cómo las personas se animan un rato y eso es importante para convertir esta campaña en un espacio de esperanza y confianza”.

En diálogo con Sputnik, Ileana Hernández, narradora oral y miembro de la Unión Nacional de Artistas y Escritores de Cuba, recordó que las direcciones de cultura de todo el país convocaron a los artistas para apoyar la campaña de vacunación en aras de relajar y acompañar a los presentes en los vacunatorios.

“Constituye un momento para que se llenen de espiritualidad, amor y ternura, además de compartir y transmitir nuestra identidad y costumbres. En mi caso les regalé una leyenda matancera La gaviota del San Juan con el propósito también de divulgar la historia, acercarnos a los libros y a las tradiciones cubanas”, aseguró.

Sputnik