Inicio CARTAPACIO Aniverchamizal

Aniverchamizal

Raúl Ruiz.- En un acto de buena voluntad y luego de un largo entendimiento diplomático, los gringos devuelven a México el área conocida como El Chamizal. Se reunieron aquí los presidentes de entonces, Lyndon B. Johnson y Gustavo Díaz Ordaz, hace cincuenta y cuatro años, para dar cumplimiento al decreto de la Convención de 1963 y devolver a la jurisdicción de México este cachivache de terreno.

Le toca hoy al Cónsul General de los Estados Unidos en Ciudad Juárez, Eric Cohan, y al alcalde de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, conmemorar este importante evento histórico. No cabe duda que el Cónsul General, Cohan, tiene un gran oficio diplomático, sus palabras en la ceremonia de conmemoración fueron cálidas y sensibles.

Recalcó que… “nuestras dos naciones comparten una larga historia y estamos unidos por la cultura, por la familia y por la geografía. En ningún lado nos queda esto más claro que en la entrega de El Chamizal, una historia que demuestra lo que dos vecinos y amigos pueden lograr a través de la diplomacia y la buena voluntad.”

Y remarcó que nuestra frontera compartida es hoy una importante fuente de prosperidad para ambas naciones: “México es nuestro segundo mercado de exportación y nuestro tercer socio comercial”, sintetizó.

El Chamizal es un predio de 177 hectáreas. Una madre, dijo un vecino. Él contaba con más de mil hectáreas nogaleras y repudiaba a los norteamericanos porque luego “de robarse” la mitad de nuestro país, nos “devolvían” esta miseria. 

Mi abuelo dejó intestado un rancho de 120 hectáreas allá en Estación Manuel, Tamaulipas, y nos estuvimos peleando los herederos cosa de 20 años por ese pedazo de tierra que al final nadie lo pudo disfrutar.  

Así que bienvenidas las 177 hectáreas para solaz de los juarenses. Cincuenta y cuatro años pasaron volando.