Inicio CARTAPACIO ¡We got him!

¡We got him!

Raúl Ruiz.- – ¡Bájate! Y deja el motor encendido. Le dijo el malandro al conductor de una troca que transportaba cajas de ropa y unos colchones, mientras le apuntaba con tremendo rifle de asalto.

– “Repórtense cabrones”. En cinco minutos empieza la bulla. Los quiero sincronizados.

– Aquí  el Topo, en la Constitución. A la orden.

– Acá Lorenzo, en la Colegio Militar.

– Acá el orejón en hospital del ISSSTE.

– Acá tu padre, desde El Huizache.

– Cálmate, pinche macetón, no estés vacilando. Necesito cuando menos 50 bloqueos en Culiacán,  Guasave y Mochis. Que se vea el tamaño de la verga entre la humareda.

El olor a miedo se confundía ya con el de la quemazón de llantas y vehículos en Culiacán. Media hora antes, la comunicación de los elementos del Ejército, Guardia Nacional y ministeriales del estado se realizaba en frecuencia segura.

– Aquí unidad aérea KDR-1, convoy de 6 vehículos a la salida de Jesús María.

– ¡Deténganlos! El objetivo debe estar entre ellos. Mientras tanto, a mi señal, Cuervo 1, en ráfagas, contra el punto ubicado como LA RESIDENCIA. Y al mismo tiempo quiero incursión de infantería.

Extracción del objetivo en 3 minutos. Atentos, esperamos reacción inmediata. ¡Fuego!

En menos de quince minutos hubo reacción en: Culiacán, Navolato, Ahome, Salvador Alvarado, Mazatlán y Escuinapa. Detuvieron ¡Al Ratón!; detuvieron al Ratón. Se corría la voz.

Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, escuchaba los partes, sentado en su reposet; Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana; y sus principales apoyos conectados en directo vía satélite. 

Todo estaba siendo grabado. Por nosotros, “por ellos” y por realizadores de Netflix que producen películas basadas en hechos reales.

– ¡Lo tenemos! ¡Lo tenemos! Junto con 17 personas armadas. El ratón en resguardo. Repito, el ratón en resguardo.

¡We got him! ¡We got him! Along with 17 armed people. The Mouse is in shelter. I repeat, the mouse is in shelter. Se repetía la misma información en inglés para beneplácito de los patrocinadores del evento.

Un avión de la Fuerza Aérea con los motores encendidos esperaba en la pista para salir volando con el paquete rumbo a la CDMX. Camionetas pick up artilladas, disparaban a las unidades de la Guardia Nacional y el ejército mexicano en persecución rumbo al aeropuerto. El helicóptero hubo de despachar a dos de ellas con certeros disparos de calibre 50, desde el aire.

Eso le dio un poco de tiempo a la aeronave de la Sedena B-737 de recibir “el paquete” y tomar pista de inmediato. Todavía en tierra, otra camioneta perseguía a balazos al avión, pero no es fácil hacer blanco en movimiento y el avión logró salir al aire solo con dos o tres rozones de plomo.

En la refriega, el avión con matrícula XABCU, que realizaba el vuelo AM165 de Aeromexico, sufrió afectaciones por el fuego cruzado en el sistema hidráulico, por lo que la tripulación y los pasajeros descendieron en cuanto el ataque cesó.

Otra de las reacciones por la detención de Ovidio Guzmán, alias “El Ratón”, fue en la comunidad de  Palmillas, en Escuinapa, donde, en una emboscada, fue asesinado el coronel Juan José Moreno Orzúa, además de otros cuatro militares, los cuales formaban parte de la escolta del mando.

Los primeros informes oficiales confirman 29 muertos y 35 heridos durante detención de Ovidio Guzmán, de los cuales, 19 atacantes muertos, 10 militares fallecidos, 35 lesionados, 21 integrantes del Cártel de Sinaloa detenidos, y no hubo víctimas civiles.

Se aseguraron: 4 fusiles Barret, 6 ametralladoras calibre 50, 8 armas largas, 2 armas cortas, 111 cargadores abastecidos con cartuchos de diferentes calibres, 595 cartuchos de diferentes calibres, 2 chalecos antibalas, equipo táctico, 13 vehículos, 40 camionetas (26 de ellas blindadas), 1.4 kilos de marihuana, 150 gramos de cocaína, seis bolsas de pastillas de fentanilo.

Ovidio Guzmán López se encuentra en la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO) en la Ciudad de México. Después del operativo se desplegaron 3 mil 586 efectivos de las Fuerzas Armadas para garantizar la seguridad en el estado de Sinaloa.

El presidente Joe Biden pudo aterrizar sin contratiempos en el AIFA, entre sonrisas, abrazos y apretones de manos. “We got him, Mr. President. Welcome to Mecsico”. Al fondo el mariachi toca “Cielito Lindo” y una señora con huipil muy colorido, presuntuosa, vende tlayudas atizando su anafre de carbón.

Artículo anteriorGobernadora Maru Campos en la celebración del 60 aniversario de fundación del municipio
Artículo siguienteDescubren nuevo yacimiento de petróleo en Rusia