Inicio País Violencia en Sinaloa tras la captura de Ovidio Guzmán

Violencia en Sinaloa tras la captura de Ovidio Guzmán


Narcobloqueos en diferentes municipios de Sinaloa, así como balaceras, quema de vehículos, intento de fuga de internos del penal de Culiacán y el cierre total de los aeropuertos de Culiacán y Mazatlán, fueron parte de las acciones que ocurrieron durante este jueves en el estado mexicano tras confirmarse la captura de Ovidio Guzmán López, hijo del “chapo” Joaquín Guzmán Loera y presunto líder del Cártel de Sinaloa, requerido por el gobierno de los Estados Unidos.

Durante la madrugada se reportó la recaptura de Ovidio Guzmán López, uno de los “chapitos” que lideran al Cártel de Sinaloa. El hecho ocurrió en la sindicatura de Jesús María, Culiacán, en medio de un fuerte operativo en el que participaron fuerzas federales, situación que desató narcobloqueos y balaceras en distintas ciudades de Sinaloa, principalmente en Culiacán.

La madrugada de este jueves, helicópteros artillados de la Secretaría de la Defensa (Sedena) sobrevolaron esa región serrana de la capital sinaloense, donde abrieron fuego por encima de algunas viviendas, donde presuntamente se resguardaba Ovidio Guzmán.

Aproximadamente a las 13:00 horas, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana ofreció una conferencia de prensa en la cual estuvo acompañada del secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; y del secretario de Marina (SEMAR), Rafael Ojeda Durán, durante la cual confirmó la detención de Ovidio Guzmán en la capital de Sinaloa.

El titular de la SEDENA, señaló que en las acciones estratégicas participaron elementos del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional (GN), en coordinación con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), la Fiscalía General de la República (FGR), así como la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa.

Indicó que durante seis meses se realizaron trabajos de reconocimiento y vigilancia en el área de influencia de “Los Menores”, grupo criminal afín al Cártel del Pacífico, y el cual lideraba Ovidio Guzmán. Detalló que personal de la GN, con apoyo a distancia del Ejército Mexicano, detectó a varias personas a bordo de camionetas tipo pickup, algunas con blindaje artesanal, característico de las organizaciones criminales, por lo que se coordinaron con la Novena Zona Militar, en Culiacán.

Se estableció un cerco perimetral sobre los vehículos sospechosos, se persuadió a las personas a descender de los autos; sin embargo, éstos agredieron al personal, quienes actuaron de conformidad con lo establecido en la Ley Nacional del Uso de la Fuerza.

Después de controlar la agresión directa en contra de las fuerzas de seguridad, se identificó a Ovidio y se logró su aprehensión, tras lo cual células delincuenciales realizaron 19 bloqueos y agresiones en Culiacán y otras ciudades de Sinaloa.

Por seguridad para los ciudadanos, se suspendieron las clases en todos los planteles educativos de Sinaloa y las operaciones de los aeropuertos de Mazatlán y Culiacán. En este último, se reportó que un avión de Aeroméxico recibió un impacto de bala en el fuselaje, lo que causó temor entre los pasajeros que ya se encontraban a bordo de la aeronave.

Asimismo, se reportaron narcobloqueos y quema de vehículos en las entradas de Cualicán y se confirmó que este viernes se suspenderán las clases y actividades docentes y administrativas debido a que los hechos de violencia registrados por el ‘culiacanazo’ que paralizaron a todo el estado.

Ovidio fue trasladado a la Ciudad de México, a las instalaciones de la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO) para ser puesto a disposición del agente del Ministerio Público federal y posteriormente fue internado en el penal del Altiplano, en el Estado de México.

Artículo anteriorDetienen secuestrador en Zacatecas
Artículo siguientePresidente Biden visitará El Paso