Inicio ADHOCRACIA Transformación política sin evolución social

Transformación política sin evolución social

Dr. Arturo Castro.- Escribir sobre fantasías transformadoras no es lo mejor, se presume una cuarta transformación en la hechura de políticas públicas, sin llegar a serlo, las elites conservan su lugar, los pobres de México también, el discurso es una palabra fantasmal que no llega a las acciones, menos a los hechos.

La pena de escuchar que se vive un México diferente es la mentira del sexenio, la Presidencia de la Republica se la pasa dicharachando, valga la expresión de que son tiempos mejores, Yuri lo canto, López Obrador le copio.

La canción es una historia sin impacto, es de buenos deseos, la administración federal igual, las compensaciones previstas a través de regalos económicos a los adultos mayores, a los preparatorianos y a quien sabe quién más, no resuelven el nivel de hambre de la sociedad mexicana.

Cierto que es un hambre que no existe, pero las condiciones de vida son deplorables, la vivienda, el transporte, el mandado presume un gasto en el que el sueldo y lo que ofrece el gobierno como despensa convertida en depósitos bancarios a través de un banco estatal son insuficientes.

México merece lo mejor, la sociedad también, el PRI, el PAN y hoy Morena tienen a un pueblo sumiso, con miedo y esperanza de una vida mejor. Los altos costos de consumo terminan con la ilusión de llegar a esa clase media aspiracional de la que habla el Presidente en su panacea mañanera.

La evolución social se presenta a través de una buena educación, de un buen empleo bien pagado, de un transporte digno, de un control de precios de la mercadotecnia voraz. El mexicano indígena dice el presidente argentino es producto de su historia.

Los aztecas eran una gran nación, de guerreros y campesinos que erigieron un gran imperio, en su niñez se definía su futuro para ser los mejores en la vida, hoy vemos que se nace y se muere en la pobreza que consume y que el discurso no alcanza a remediar.

La transformación política debe ser económica, de oportunidades para quienes deseen salir de su estadio de confort, de una pobreza que no existe porque no se conoce una alternativa mejor. Los pobres no saben que son pobres porque no están en esa clase aspiracionista.

La evolución social la dan factores que no se ofrecen ya que es mejor la dominación a través de acusar al pasado de la desgracia contemporánea. Carlos Slim no se queja solo trabaja, el Presidente López Obrador solo habla para acusar, sin saber que es la ocasión diría una famosa poesía.

La cuarta transformación es solo un discurso, no existe, la sociedad en parte lo cree porque la política es un ejercicio que formatea políticas públicas de dominación, hemos tenido pésimos gobernantes, corruptos y ladrones pero hoy aparte de eso son mentirosos y haraganes.

La transformación inicia en lo individual, es de cada quien, la evolución social es la suma que a la vez define el tipo de país que se tiene y como es tiempo de perdonar las ofensas históricas y actuales, que perdonen los poderes de cualquier nivel por  no hacer con eficiencia su trabajo.

La sociedad merece lo mejor, la evolución es responsabilidad de todos y no de una parte del todo.

Artículo anteriorFalta de trascendencia
Artículo siguienteEn la Hoguera