Inicio PALITROQUES Surrealismo

Surrealismo

De ninguna manera volveré a México. No soporto estar en un país más surrealista que mis pinturas. Salvador Dalí, pintor español

Cuauhtémoc Monreal Rocha.- El surrealismo, se sabe, es la teoría de lo inconsciente, de lo irracional como medio de cambiar la vida. Y dentro del arte, cada individuo tiene su estilo propio, siendo André Bretón el creador de esta corriente, si la memoria no nos es infiel.

Y vaya que este sexenio cuatrotero ha sido surrealista y del autócrata tabasquense todo se pude esperar. Para empezar, sostiene en pleno siglo XXI que la verdad ¿la de él?, es revolucionaria, cristiana, mientras que la mentira, que mancha el alma y la envenena, según nosotros, es reaccionaria y es del demonio.

A lo anterior, agreguémosle el desmantelamiento del seguro popular, dizque porque no era seguro ni popular y en cambio al término del sexenio el Viejo nos dejará a los mexicanos, un sistema de salud, mejor que el de Dinamarca, habiendo construido al respecto, un jacalón donde se almacenarán, todos los medicamentos del mundo y estarán en manos de los pacientes mexicanos, en un tiempo máximo de 3 días 3. Me canso ganso.

Luego le seguimos con los libros de texto mal elaborados y otras yerbas como la refinería que no refina, el tren maya que no circula, los generales empresarios, etc., etc., etc., hasta llegar a la “ministra del pueblo”, designada desde Palacio Nacional por el mismo Viejo… Si todo lo anterior no es surrealismo puro, no sabemos qué sea.

Pero como en este surrealista país y en este sexenio no todo es malo, nos acabamos de enterar por los economistas “totonacas” -para estar a tono con los pueblos originarios-, que la economía mexicana, en este año electoral, pinta con un buen semblante.

Ya ven, queridos lectores (as), no hay mal que por bien no venga, aunque vivamos en un país donde el surrealismo se ve, se siente. Vale.

Artículo anteriorFallece el expresidente de Ciudad Juárez Héctor “TETO” Murguía a los 70 años
Artículo siguienteLa imagen pública: Proceso de construcción