Inicio Perspectiva Qué propone la nueva reforma electoral

Qué propone la nueva reforma electoral

Abraham Monarez.- En pasados días, por todos los medios de comunicación a nivel nacional, empezaron a difundir la nueva propuesta del presidente de la República. Una reforma a uno de los órganos más jóvenes de la democracia del país: el Instituto Nacional Electoral, el órgano que en el 2018 legitimó el gane por más de treinta millones de votos al actual mandatario.

En esta columna daré solamente una pequeña explicación de un punto que viene en la propuesta mandada al Legislativo.

Hace unas semanas la consulta de revocación de mandato, para muchos buena, para otros mala, dio una radiografía que hace pensar a muchos que fue un éxito y a otros que fue un rotundo fracaso. Con la falta del porcentaje de participación ciudadana, esta revocación de mandato solo logró que se gastaran cientos de millones de pesos y una encuesta pagada con recursos públicos y que al final fuera desechada por no cumplir con el porcentaje que marca la ley para que sea válida.

¿Pero por qué menciono este ejercicio? Porque después de este acierto para algunos y descalabro para otros, se viene esta jugada de tratar de cambiar la reforma hoy vigente en temas electorales.

El proceso para la reducción de candidaturas plurinominales, en primer término, todos lo vemos con buenos ojos, sin pensar que las candidaturas de representación proporcional -mejor conocidas como plurinominales-, están hechas por una razón. ¿Cuál es? La reforma electoral de 1977 era darle mayor representatividad a todos los partidos y que no se generara un bloque del partido ganador en ese momento y así tener un Congreso “a modo”, como se dice coloquialmente, esto con el fin de que no se aprobaran dictámenes  que pudieran dañar a la ciudadanía. En pocas palabras cuidar el autoritarismo.

Con esta pequeña reforma hemos tenido ya por muchos años que los congresos tengan una representación plural y que las negociaciones políticas logren que se reformen o se modifiquen leyes a favor de los mexicanos.

Si se quitaran las diputaciones en estos momentos, dentro de los 500 diputados federales, Morena tiene 277 diputados, es decir un 55% del Congreso federal. Si se eliminaran los plurinominales quedarían un 75% de mayoría de Morena; es decir, tendría el control absoluto de la democracia de nuestro país.

Esto no lo dicen, que es una herramienta para que esto no suceda. Vemos con este pequeño ejemplo que Morena sí o sí quiere el control absoluto de la Cámara y hacer lo que quiera. No han podido lograr esas negociaciones y cambiar o reformar la Constitución a su modo.

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!
Artículo anteriorPerniciosos algoritmos
Artículo siguiente¡¡Ser policía!!