Inicio CARTAPACIO Los patines bajo la mesa

Los patines bajo la mesa

Raúl Ruiz.- En un trabajo anterior le traje a usted el tema del arranque por la candidatura presidencial del 24. La Ciencia de la Prospectiva nos indica que, el candidato a vencer es el que presente MORENA como su gallo.

De una lista de seis o siete tiradores que inicialmente se escuchaban, solo quedan tres: Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la CDMX; el senador Ricardo Monreal y el canciller Marcelo Ebrard. Conforme avance el tiempo iremos viendo quién maneja mejor las palpitaciones de sus vísceras y consigue allegados en el camino.

Porque usted no está para saberlo, pero yo sí estoy para contarlo, las candidaturas, no se ganan, ¡se arrebatan! La codicia es como el hambre, comienza por roer el estómago y después a carcomer las entrañas de los que sienten la posibilidad de ganar, lo que consideran desde ahora, su candidatura, cualquier candidatura. Y si es la de la Presidencia de México, más todavía.

La ambición extrema, hace que cada aspirante comience a idear cómo chingarse a los demás, para lo cual, estudia, le busca sus flaquezas y las exhibe. Pero obvio, sin que el otro se entere de dónde proviene el chingadazo.

Como ya lo dije, me parece que el delfín del presidente es Marcelo Ebrard. Por muchas razones, pero principalmente porque él ha sido compañero del Peje, desde sus años mozos. Es contemporáneo suyo, “de piquete de cola” (expresión juvenil de aquellos entonces, cuyo significado no deja a duda lo estrecho de su amistad)

Trae en segundo lugar a Monreal, porque ha demostrado ser un dinosaurio bien entrenado, y si se le cae Ebrard, está muy sólido el zacatecano. El problema es que se desmorona la idea de la 4T, pues Ricardo tiene otros planes. Y uno de ellos es trascender por encima de la imagen que pueda dejar, Andrés Manuel.

Y Claudia Sheinbaum, en un remoto tercer lugar, se engalla y es la primera que abre fuego con los “patines bajo la mesa”. Debilitar a su adversario es su chamba por el momento.

Hay que recordar que en el colapso de la Línea 12 del metro, el incidente le afectó momentáneamente a Marcelo Ebrard, por haber sido el jefe de gobierno del DF en aquel momento, y obviamente principal responsable de que todo deba salir a la perfección. 

Pero debajo de su conducción política, hay responsables directos que, por negligencia o corrupción, son los verdaderos causantes de la desgracia. No me interesa defender o acusar al personaje. Solo destacar que la señora Sheinbaum ha pagado investigaciones a modo para responsabilizar directamente al canciller.

Y por el otro lado, así bajo la mesa, se ha filtrado información en su contra. Al parecer, los negocios gordos del gobierno de la CDMX tienen un par de prestanombres que involucran a Claudia y Monreal. A este menester le llamaré EL USO POLÍTICO DE LAS VISCERAS.

Artículo anteriorPide Maru Campos a agricultores de centro-sur a seguir trabajando en equipo
Artículo siguienteLilia Merodio