Inicio Frontera Mental La vida es sólo un corto viaje, ¡disfrútalo!

La vida es sólo un corto viaje, ¡disfrútalo!

Daniel Martínez.- Estamos en el segundo mes del 2024. Es uno de mis meses favoritos debido a que es en el cual cumplo años, es un mes en el cual tendré vacaciones de mi trabajo, además es el mes del amor y la amistad y precisamente me gustaría dedicarlo a escribir sobre el amor propio.

Todos esos fantasmas que a veces tenemos en la cabeza que lo único que logran es limitarnos y atarnos a esos lugares de miedo, espacios que sólo nos dejan ahí, estáticos, viendo cómo pasa la vida frente a nuestros ojos, cómo se desliza el tiempo como arena entre los dedos.

Hoy, mientras escribo estas letras para ti y pienso en el amor, ¿Qué es el amor?, creo que lo más cercano a este concepto lo tengo en mi mamá y mis hermanas. Nos procuramos, sentimos alegría al saber de nosotros, nos deseamos lo mejor en lo que decidimos, contamos con nosotros mismos y a pesar de ser diferentes, nos respetamos, no buscamos cambiar nada de alguno de nosotros, aceptamos que tenemos errores y aciertos, experiencias e inmadurez; no es fácil, pues tenemos una vida de conocernos y es precisamente con esto que pienso: ¿Por qué es tan difícil amarnos a nosotros mismos?

Dicen que no puedes amar a nadie si no te amas a ti mismo y creo que es cierto. Cuando no te amas, entonces dependes, das demasiada importancia a lo que alguien pueda opinar sobre ti, tratas de cumplir los sueños de otros (mamá, papá, sociedad y más). Cuando no te reconoces con todas tus imperfecciones, entonces tampoco puedes aceptar que la vida tiene diferentes colores, algunos de tu agrado y otros simplemente distintos…

Que no encajar siempre, está bien, que enfermarte, equivocarte y estar incómodo es parte del camino.

Creo que amarnos debería ser el primer escalón que deberíamos subir para poder existir en el mundo, pero la realidad es que cuesta mucho descubrir que es algo básico para existir.

Amar es un camino complejo en donde la intensidad cambia, en donde hay rachas mágicas y otras que parecen una pesadilla. La sociedad nos aferra a cumplir con nuestros contextos, nos castra para que no exista el amor propio, para que ese amor lo descubramos dependiendo de algo o alguien más.

Quienes logran vivir para sí mismos se han convertido en brujas, herejes, locos, egoístas y narcisistas; son señalados y marginados… Lo bueno de esto es que cuando te amas, eso ya no te importa… Jajajaja.

¡Te deseo lo mejor en este inicio de mes y a partir de este momento, agenda abierta para festejar mis 32 inviernos!

Si tú requieres apoyo especializado, contáctame en FB Psicólogo Daniel Martínez; IG danielmartinez.mx

Y no dudes que tus límites están en donde tú quieras, en donde ubiques tu fronteramental…

¡Te veo la próxima semana aquí en JUÁREZ HOY!

Artículo anteriorLa felicidad, como motor de bienestar
Artículo siguienteLa política, el arte de lo imposible