Inicio DESDE AQUÍ La consigna de Xóchitl: ¡Ya se van!

La consigna de Xóchitl: ¡Ya se van!

Alejandro Zapata Perogordo.- El pasado domingo 14 de enero, Xóchitl Gálvez, abanderada del PRI, PAN y PRD a la Presidencia de la República, hizo su cierre de precampaña en la Arena México, con un lleno total, simpatizantes de todo el país se dieron cita para mostrar músculo.

Sus recorridos por las diferentes regiones del país dieron pauta a múltiples críticas de todo tipo, desde quienes exigían el cambio de equipo; la estrategia; hasta aquellos que mostraron una identificación derivada de su lucha y esfuerzo.

No obstante, prácticamente se convirtió en la depositaria de la esperanza, surgió como una líder espontánea de manera natural, aprovechando un episodio coyuntural donde mostró valor, tenacidad y principios; se volvió el motor que rápidamente la impulsó a llenar un espacio semivacío.

El hecho, es que a partir de ese momento se ha ido consolidando, la estrategia y el mensaje se fueron adecuando, el nivel de conocimiento en aumento, el área de comunicación ha mejorado considerablemente, en síntesis, se aprecia en poco tiempo, la construcción de una campaña exitosa.

El evento de su cierre de precampaña es un reflejo de que las cosas van caminando bien; el escenario se preparó con cuidado, igual que la logística. Es pertinente destacar que no solamente se llenó el recinto, sino además el ambiente alegre que prevaleció de principio a fin puso la nota distintiva.

En efecto, las personas asistieron con ganas de escuchar a Xóchitl, de mostrar su apoyo y el compromiso con la causa, de manifestar su entusiasmo y unirse al trabajo, lo que además fue alimentado con la presencia de miles de simpatizantes que contagiaban felicidad.

La parte cumbre del cierre fue el discurso de Xóchitl Gálvez, el mensaje de la precandidata no tuvo desperdicio, tocó las fibras sensibles de la sociedad al abordar puntos claves que inciden fundamentalmente en el quehacer cotidiano de las personas y que impiden la armonía.

En esencia, se refirió al riesgo latente de perder la vida en este país, siendo el bien más preciado, ya sea por la violencia extrema que padecemos o por el manejo deficiente del sistema de salud, las pérdidas de vidas humanas han alcanzado niveles inconcebibles.

También, hizo alusión a la merma en las libertades que cada vez se reducen más, cuando la base de un buen gobierno es precisamente su ampliación, pero en este caso, se han limitado.

Es imposible aceptar que un gobierno diga tantas mentiras cuando tenemos derecho a conocer la verdad. La actual administración no ha respetado ese principio fundamental quedando a deber a los gobernados.

Su compromiso es fincar el futuro y la esperanza, advirtiendo que los resultados de las próximas elecciones definirán los próximos treinta años. A la par, solicita a las autoridades del ramo, le pongan un alto al presidente para que deje de meter las manos en el proceso.

Al mismo tiempo que sentencia que la continuidad es sinónimo de impunidad, de seguir mintiendo, de reducir las libertades y no darle valor a la vida de los habitantes.

¡A la esperanza Xóchitl le dio color y sentido!

Artículo anteriorElegir entre Maru y el Peje
Artículo siguienteReconocen Diputados del PAN eficacia del Gobierno Estatal