Inicio Mundo Inhuman restos de Maradona en ceremonia íntima

Inhuman restos de Maradona en ceremonia íntima

(201126) -- BUENOS AIRES, 26 noviembre, 2020 (Xinhua) -- Imagen proveída por la Agencia de Noticias Télam de la carroza fúnebre que traslada el féretro de Diego Armando Maradona, en Buenos Aires, capital de Argentina, el 26 de noviembre de 2020. El cortejo fúnebre con los restos de la leyenda argentina del fútbol, Diego Armando Maradona, partió el jueves desde la Casa Rosada rumbo al cementerio donde se realizará la inhumación. (Xinhua/Alejandro Amdan/TELAM) (tl) (ah) (da) (vf) (ce)

Buenos Aires- Los restos de la leyenda argentina del fútbol Diego Armando Maradona fueron inhumados este jueves en el cementerio Jardín Bella Vista, al noroeste de Gran Buenos Aires.

La ceremonia fue íntima, ya que solamente pudo ingresar un grupo reducido de familiares y allegados al ex astro, fallecido el miércoles a los 60 años a raíz de una descompensación cardíaca.

La llegada del cortejo fúnebre, desde la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, se concretó en medio de un multitudinario acompañamiento de los fanáticos en las calles y autopistas.

Los aficionados saludaron el paso del vehículo con cánticos para Maradona, el mejor futbolista argentino de la historia que conquistó la Copa del Mundo en México 1986.

En la Casa Rosada, el velatorio se inició a las 6.00 hora local (9.00 GMT) y terminó abruptamente nueve horas más tarde debido a que simpatizantes ingresaron por la fuerza al edificio gubernamental.

Debido a esta situación, la Policía dispersó con gases lacrimógenos incluso en el interior del lugar donde se encontraba el féretro con los restos de Maradona, que tuvo que ser trasladado a otro sector por razones de seguridad.

En el cementerio de la localidad de Bella Vista también descansan los restos de los padres del ex astro: Diego “Chitoro” (fallecido en 2015) y Dalma Franco (fallecida en 2011), conocida como “Doña Tota”.

El matrimonio tuvo ocho hijos (cinco mujeres y tres varones): Ana, Rita, María Rosa, Elsa, Diego, Raúl, Hugo y Claudia.

Xinhua