Inicio LaHoguera En la Hoguera

En la Hoguera

No era miedo, era precaución… Tuvo que terminar la era de Javier Corral para que el rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua UACH, acudiera ante la Fiscalía General del Estado para denunciar el desvío millonario del que fue objeto esa institución educativa.

Luis Fierro acudió el pasado lunes ante la FGE para interponer la querella por el desvío de 140 millones de pesos del impuesto universitario en el gobierno de Javier Corral, en donde señaló que durante el mandato del exgobernador no se entregó dicho recurso económico a las dependencias correspondientes, pero se presume que el monto podría superar los 200 millones de pesos.

Fue hasta después de casi un mes cuando por fin la rectoría tomó valor para realizar la denuncia y demandar ante las autoridades del estado el fraude que se hizo por más 60 meses, pues ante el miedo de represalias por el ahora exgobernador, jamás se realizó comentario alguno referente a ese tema.

La cosa es que la misma gobernadora Maru Campos Galván dijo que durante el último año, el municipio tuvo que realizar la aportación de manera directa a esa institución educativa, esto debido a que si el recurso se entregaba al estado para que este lo entregara a la universidad, nunca llegaría.

El tema del fraude es similar a lo ocurrido con los desvíos que sufrieron también tanto Ficosec como Fechac, a quienes nunca se les entregó el recurso que les correspondía, luego de que el gobierno de Corral Jurado destinó esos recursos para tapar los problemas financieros que sostenía.

Fueron cinco años que la UACH tuvo conocimiento de lo que estaba sucediendo con el desvío del impuesto universitario, el cual fue utilizado en rubros distintos y no a los etiquetados como era su propósito.

Ahora lo que no se sabe en realidad es si la denuncia que se interpuso ante la Fiscalía General del Estado en la actual administración, garantiza que se dará entrada con las investigaciones correspondientes, o si sólo se harán de la vista gorda y darán carpetazo al mencionado asunto.

El caso es que desde el 2019 ya se había denunciado ese desvío de recursos por parte del aún diputado plurinominal del PRI Omar Bazán Flores, quien en su momento ya había hecho ese señalamiento, pero sus comentarios tuvieron poco eco.

Tan solo en ese tiempo, se puntualizó que eran más de 170 millones de pesos que no fueron entregados por el gobierno a la universidad, ya que durante el ejercicio fiscal 2018, la Secretaría de Hacienda recaudó por concepto de impuesto adicional del 4% para UACH y UACJ un importe de $279,286,581.04.

Sin embargo, a pesar de que en el Congreso del Estado se había aprobado iniciar con una investigación de los hechos, esto no pasó y se continuó dando en los siguientes años con la anuencia del actual rector de la máxima casa de estudios de Chihuahua, Luis Fierro.

El hombre hablador, nunca es hacedor… El senador del Partido Acción Nacional (PAN) Gustavo Madero Muñoz, arremetió en contra del Presidente Andrés Manuel López Obrador, esto durante la discusión de la miscelánea fiscal para el año 2022, en donde aseguró que el gobierno federal busca extinguir las organizaciones de la sociedad civil.

Esto se deriva luego de que se limitaron las deducciones de impuesto sobre las donaciones que reciben esas instituciones por parte de empresas privadas, desde la vía administrativa, política, fiscal y desde el descrédito, como parte del artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

La aprobación de esta nueva ley, se dio durante la madrugada de este miércoles en donde el Pleno del Senado de la República avaló en lo general y en lo particular, con 67 votos a favor y 38 en contra, el proyecto de decreto que expide la Ley de Ingresos 2022.

Vivillos desde chiquillos… El municipio de Galeana rechazó la propuesta de la familia LeBarón, quienes intentaron crear su propio autogobierno en donde ellos pretendían contar con sus propias leyes y normas al interior de su comunidad.

Según lo que se comentó sobre ese asunto es que ellos buscan la manera de crear leyes autónomas y elegir a sus propias autoridades y sistema judicial, pues se consideran como un grupo indígena, siendo su origen del estado de Utah, Estados Unidos.

Pero los argumentos que fueron presentados no fueron lo suficiente contundentes para que el cabildo de Galeana diera paso a esa conformación y fue declarado improcedente al no encontrar elementos suficientes para adaptar esa medida, pues palabras más palabras menos, lo que ellos pretendían hacer era separarse de las leyes que rigen a una nación.

De ley pareja, nadie se queja… Quienes intenten realizar manifestaciones que sean consideradas violentas y que no estén pegados al respeto al derecho ciudadano, serán reprimidos con la fuerza pública, luego de que el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró constitucional la Ley Nacional Sobre Uso de la Fuerza.

Aunque desde el 2019 ya se había aprobado dicha ley, por fin se aplicará públicamente, aunque invalida algunos artículos no apegados a los principios internacionales para regular la fuerza y el actuar de los agentes policiales que estén involucrados en fuerza antimotines.

Fue por mayoría de votos que la SCJN reconoció la validez de los artículos 27, primer párrafo y 28, que regulan la actuación de las policías en manifestaciones y reuniones públicas.

Más vale asegurar algo, que nada… Media docena de ex funcionarios que fueron torturados para que hicieran declaraciones falsas y perjudicar a los enemigos políticos del ex gobernador Javier Corral Jurado, solicitaron a la ONU medidas de seguridad al sentir que la vida de ellos está en peligro.

Ellos solicitaron al Gran Comisionado de las Naciones Unidas en México para que se les otorgue medidas cautelares urgentes, pues al haber denunciado las atrocidades a las que fueron sometidos, consideran que sus vidas están en riesgo.

Se dice que entre los ex funcionarios que presentaron el documento ante la ONU, se encuentra Alejandro Villarreal, Marcelo González Tachiquín y Jesús Esparza, quienes solicitaron la intervención de ese órgano internacional para que se abra una investigación de todo lo que sucedió, tomando en cuenta los protocolos internacionales en materia de actos de tortura.