Inicio AVANZA SIN TRANZA El Covid distrae de todo lo demás que pasa

El Covid distrae de todo lo demás que pasa

Daniel Valles.- Mientras la atención de la gran mayoría de la gente se centra en si Trump revierte la elección de hace ocho días y si “nuestro cada vez menos querido presidente” felicita a Joe Biden, otras cosas importantes suceden en el país y no logran captar la atención general.

Como los casos de presunta corrupción que se están haciendo públicos en la administración federal y la manera de minimizarlos por parte del Ejecutivo Federal.

Como el de Pío López Obrador, al que de acuerdo a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) perteneciente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP); “no encontró indicios de lavado de dinero o triangulación de recursos”.

Se dijo por parte de la UIF que no le encontraron nada raro. No obstante, sendos videos donde recibe bolsas de papel estraza conteniendo millones de pesos para la campaña del 2018. O que no es delito en sí mismo. Supongo que eso se investigó y se encontraron los comprobantes respectivos.

Otro caso de posible corrupción es el mencionado contra el secretario personal del presidente de la república. Que contrataría a empresas fantasma para la realización de actos de campaña.

“El señor Alejandro Esquer Verdugo, actual secretario particular del presidente Andrés Manuel López Obrador y uno de sus hombres de mayor confianza, contrató a proveedoras fantasma para la campaña electoral de 2018, cuando fue secretario de Finanzas de Morena”.

¿Qué dijo López Obrador? Que era un ataque de sus enemigos. Y así de facto y por medio de la “pontificia declaración”, exonera y quita culpas a su secretario particular, lo que deja ver el sistema que se usa en el régimen actual. Uno que ya conocemos. La “purificación instantánea” por medio de la palabra emitida por el presidente.

Ni qué decir de Tabasco. El estado que vio nacer al actual presidente. Motivo de orgullo para tabasqueños. Hoy, las protestas contra el “hijo favorito” de ese estado, caen más fuerte y en mayor cantidad que toda el agua de lluvia que ha inundado las ciudades de Tabasco. El río Grijalva se ha desbordado inundando todo a su paso.

En ocho municipios el agua llegó a alcanzar hasta tres metros de altura. Hay cinco muertos y miles de damnificados. Y los fideicomisos como el Fonden, apenas se han cancelado. No hay asistencia oportuna. La gente está que “trina” de coraje contra el presidente López Obrador. Su paisano.

Este hecho está lleno de un “humor negro” y hasta raya en el cinismo. Como el que usa el presidente en sus conferencias de las mañanas. Los diputados de Morena y sus aliados cancelan los fideicomisos por sus órdenes y deseos y le llueve como nunca en su estado.

Hoy los tabasqueños le recuerdan su parentela completa a López Obrador y en el Congreso, diputadas del PRD, que antes le apoyaron, le reclaman airadamente su proceder. Mientras él vuela la zona en helicóptero. Al que afirma. Tal vez como disculpa, que es la primera vez que se sube a uno.

Y hay mucho más. Como las acusaciones por corrupción que han surgido en contra de 16 de los llamados “superdelegados” del presidente en los estados. Se les acusa de todo.

Por lo pronto, aquí en Chihuahua, la saturación de los hospitales es tal como sucedió en el pasado mes de mayo cuando la pandemia estallaba y se decía que la curva se aplanaba. No hay recursos ni insumos.

Ocupados al cien por ciento se encuentran todos los hospitales públicos del Estado de Chihuahua debido por el aumento de pacientes de Covid-19 en la entidad, donde actualmente hay casi mil pacientes hospitalizados, al menos 180 se encuentran intubados.

Arturo Valenzuela Zorrilla, director médico de la Zona Norte, indicó también esta semana que, para ser atendidos los pacientes con Covid, hay lista de espera debido a que todas las camas se encuentran ocupadas. “Los hospitales no están cerrados, pero hay lista de espera para poder disponer de una cama”, indicó en la conferencia de prensa virtual de este pasado lunes.

Para el inicio de la presente semana, el médico declaró que se confirmaron 202 nuevos casos y 11 decesos, lo cual da un acumulado de 26,201 casos confirmados y 2,026 muertes en el estado. Con todo y el disfrazado “toque de queda” que tenemos.

“Están saturados los hospitales, hay líneas de espera, están a tope los hospitales, tanto los del Gobierno del Estado como los privados. Son padres de alguien, madres, hermanas, maestros, amigos, hermanos, que están luchando, y prácticamente 1 de cada 5 termina intubado”, alertó.

Y es que se tienen el triple de casos. Hasta el lunes pasado se habían incrementado de “1 mil 063 en la semana epidemiológica 40, a 2 mil 026 en la 41 y 3 mil 032 en la 42, mientras que al inicio de la 43 ya se registran 2 mil 517”, indicó Valenzuela Zorrilla.

De los 11 fallecimientos registrados en la semana anterior, seis fueron en Ciudad Juárez, 4 en la capital estatal y uno más en Delicias, mientras que de los 2,026 fallecimientos registrados en el estado a causa del Covid-19, 1,280 fueron en Ciudad Juárez y 388 en Chihuahua capital, los dos municipios con más decesos. Veremos qué reporte tenemos el próximo lunes 16 de noviembre.

Las cosas no mejoran porque nosotros, las personas, no estamos haciendo nuestra parte. Porque mucha gente sigue tomando a la ligera los protocolos que debemos seguir. Es nuestra responsabilidad.

Este problema del Covid no lo va a resolver gobierno alguno. Todos se han mostrado incapaces. Nunca han tenido el control sobre la pandemia. Sino todo lo contrario.

Imposible entender políticas públicas en ausencia de ciudadanos enrolados en éstas. Por lo mismo, el concepto “pueblo” ha de cambiar ya por el de ciudadanos responsables., que son los que hacen funcionar los sistemas y políticas que se emplean en las ciudades.

Artículo anteriorA Cristo se le toca por la fe
Artículo siguienteBiotecnología industrial puede agregar 53 mil mdd anuales a la economía brasileña