Inicio Mundo Cancilleres de China y Japón conversan por teléfono sobre lazos

Cancilleres de China y Japón conversan por teléfono sobre lazos

49
Conflict between China and Japan, male fists - governments conflict concept

Beijing.- El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, conversó hoy lunes por teléfono con el ministro japonés de Relaciones Exteriores, Toshimitsu Motegi, sobre los lazos entre los dos países.

Wang dijo que ante la complicada situación internacional, China y Japón, como vecinos cercanos durante mucho tiempo y como la segunda y tercera economías más grandes del mundo, deben ajustarse a la tendencia de la época y a la tendencia internacional, respetarse, confiar el uno en el otro y cooperar para el beneficio mutuo, así como desempeñar conjuntamente un papel positivo en la causa de la paz y el desarrollo de la región y del mundo.

Wang dijo que las dos partes deben valorar y salvaguardar la duramente ganada situación general de mejoramiento y desarrollo de las relaciones China-Japón, e implementar con firmeza los importantes consensos alcanzados el año pasado por teléfono entre el presidente chino Xi Jinping y el primer ministro japonés Yoshihide Suga, acatar los principios y el espíritu establecidos en los cuatro documentos políticos entre China y Japón, y garantizar que las relaciones bilaterales no sean inestables, se estanquen o retrocedan, y que tampoco se involucren en la llamada confrontación entre potencias.

China espera que Japón, como país independiente, vea el desarrollo de China de forma objetiva y racional, en lugar de ser engañado por algunos países que mantienen una visión sesgada contra China, dijo Wang.

Al indicar que Japón tiene una alianza con Estados Unidos, Wang dijo que China y Japón también firmaron el Tratado de Paz y Amistad China-Japón, y que Japón también tiene la obligación de cumplir el tratado.

Wang dijo que China está lista para seguir promoviendo la cooperación pragmática con Japón, para apoyarse mutuamente en la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio y los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, y aprovechar la oportunidad del Año de Promoción de los Intercambios Deportivos y Culturales China-Japón en 2021 y 2022 y el 50º aniversario de la normalización de los lazos diplomáticos entre China y Japón el próximo año, para mejorar los sentimientos nacionales de los dos países y llevar unas relaciones estables y saludables China-Japón hacia los próximos 50 años.

Motegi dijo que puesto que Japón y China son vecinos cercanos, el desarrollo constante de las relaciones bilaterales es de gran importancia no sólo para los dos países, sino también para la región y el mundo entero.

Indicó que la alianza Japón-EEUU no está dirigida contra ninguna parte tercera específica. Japón otorga gran importancia a sus relaciones con China y sigue comprometido a garantizar el desarrollo estable de las relaciones Japón-China, añadió.

Señaló que Japón está dispuesto a mantener la comunicación con China, reforzar el diálogo, fortalecer la confianza mutua y gestionar de forma adecuada sus diferencias, para así crear un entorno sano para celebrar juntos el 50º aniversario de la normalización de los lazos diplomáticos entre Japón y China.

Japón está listo para reforzar los intercambios y la cooperación con China en diversos ámbitos y mantener la comunicación y el apoyo mutuo en la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio y los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing.

Wang detalló la postura de China en asuntos como las islas Diaoyu y el Mar Meridional de China y se opuso a la interferencia de Japón en asuntos internos de China relacionados con Xinjiang y Hong Kong.

Wang exhortó a Japón a apegarse a las normas básicas que rigen las relaciones internacionales, respetar realmente los asuntos internos de China como un vecino cercano y a abstenerse de interferir en los asuntos internos de China.

Las dos partes también intercambiaron puntos de vista sobre la cooperación regional, el cambio climático y asuntos internacionales y regionales como la situación en Myanmar.

Xinhua

Deja un comentario