Inicio EL MEOLLO DEL ASUNTO Anunciarse por perifoneo hubiera sido mejor

Anunciarse por perifoneo hubiera sido mejor

Daniel Valles.- Recuerdo los días del “perifoneo”. Todo era sencillo. Temprano, un carro destartalado, con amplias bocinas pasaba y anunciaba desde polvo Vitacal, El Circo que llegaba o lo que fuera que el gobierno fuera a hacer.

Se vacunará a…. presentarse en la Escuela Leona Vicario, a las 8 am. Y todos iban.

Era sencillo. Hoy con López Gatell al frente del programa de la vacuna y con computadoras, celulares y una gran infraestructura, todo hace complicado.

Se dio el anuncio de que se iniciaría, mediante registro en un portal oficial, la etapa de vacunación para personas que tienen más de 60 años de edad.

¿Qué pasó? Ya lo sabemos. Que el sistema se cayó. Dijeron que porque se saturó debido a la alta demanda que tuvo.

¿Y qué espera el Doctor Hugo López Gatell que dirige al equipo que de parte del gobierno federal se encarga de todo lo que tiene que ver con el combate al Coronavirus, qué la gente dijera, mañana lo hago? ¿Qué de los más de 12 millones de personas de ese grupo de edad acudiera el 1% al registro?

Todas las previsiones que hicieron le fallaron al renombrado doctor. El sistema que adecuaron no soportó la demanda de solicitantes. Cuando menos eso fue lo que reportó en la conferencia diaria el mencionado funcionario de la salud.

La gente tiene meses en espera de la vacuna mentada para estar más o menos tranquila ante el embate del Covid. Se hace el anuncio del registro para la vacuna y la gente se vuela sobre del sistema. Era de esperarse. Cualquier profesional en logística lo sabía.

Era para que la plataforma de registro hubiere tenido todo el soporte necesario para resistir el embate de los solicitantes y los cientos de periodistas y reporteros que se volcarían para verificar no sólo el funcionamiento del sitio o portal, sino qué eran los requisitos, el tiempo de respuesta y todo lo que implicaría el registro masivo de gente que atravesamos una pandemia como la que estamos viviendo. Inusual. Inédita. Un “cisne negro”.

Pero no, no funcionó. Y no es de extrañar. Que hubiera funcionado sería lo extraño.

Si tuviéramos ya un sistema como el que tienen en Dinamarca, el registro de personas de más de 60 años de edad que solicitaban vacunarse hubiera sido satisfactorio y ya tuvieran su fecha, su ficha y todo listo para presentarse el día indicado, a la hora señalada, en el lugar adecuado.

Tan sencillo que era todo en tiempos del perifoneo antiguo.

Ahora, de seguro que ya aumentaron la infraestructura para dar servicio a la demanda. Tuvieron que corregir debido a la estrategia fallida que emplearon.

Se vieron “chafas” con el sistema y frustraron a millones de personas que no pudieron llevar a cabo el trámite.

Y así ha sido todo, desde que llegó el actual régimen. “Chafa”, “barato”. De mala calidad. Y hay gente que no lo recuerda, porque no lo vivió de manera directa. Pero es la misma estrategia fallida que usan desde el inicio de la administración.

Sucedió cuando el cierre de gasolineras. Que, con el pretexto de combatir la corrupción, detuvieron la distribución y el abasto de gasolina en seis estados de la república, todos panistas.

Sucedió en las primeras semanas de enero 2019, ocasionando un caos y un descontrol para millones de personas y de vacacionistas que debíamos regresar a sus ciudades. Simplemente no se podía.

Largas filas se hicieron en las pocas gasolineras que tenían el combustible. Dos, tres, cuatro horas en la fila para cargar gasolina y de madrugada.

Luego, con el mismo pretexto, combatir la corrupción fue el huachicol y la explosión de Tlahuelilpan. Que dejó 137 persona muertas y 13 más heridas en el estado de Hidalgo.

El huachicoleo sigue hasta hoy. Detuvieron lo que quisieron y se detuvieron. Vaya usted a saber por qué.

También lo del aeropuerto Texcoco, el que estamos pagando todos los mexicanos y no dudo que tengamos más corrupción hoy con la obra parada, que cuando estaba construyéndose.

Pero también con los medicamentos para el cáncer de niños y niñas, el surtido de medicinas en general, el Insabi, el tren Maya, la refinería de Dos Bocas, que se inunda cada que llueve y el aeropuerto de Santa Lucía. Caramba, pareciera que todo lo que tocan lo destruyen.

¿Qué sigue? Una contra reforma energética que inicia con la CFE. Que es el otro tema candente del momento.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, declaró que la plataforma de registro para la vacunación de adultos mayores mivacuna.salud.gob.mx se saturó debido a la alta demanda de usuarios.

En conferencia de prensa, reconoció que las consultas fueron de “una magnitud inusual”, ya que hubo entre 65 a 70 mil entradas por segundo.

“Inmediatamente se suscitó una sobredemanda, lo cual nos da muchísimo gusto. Esto habla de la claridad que tiene el pueblo de México sobre la importancia de vacunarse contra el virus SARS-CoV-2”.

Consideró que en los próximos días bajará la afluencia de usuarios: “no se desespere, si hoy no lo logró hacer espérese uno o dos días, de todos modos, la vacunación no va a ser esta misma semana”.

Wow, que gran sabiduría del doctorcito. Sólo le faltó decir que para dentro de cinco años, será muy fácil registrarse porque casi no habrá demanda de solicitudes.

Y al paso que vamos, ni gente que aplique.

Como decía mi santa madre, cuando no es juana es chana, pero esta administración no atina para satisfacer las demandas de una nación que vive adelante en el tiempo, la tecnología y las demandas que el gobierno que tiene.

Porque sí, hemos progresado y aprendimos a organizar las cosas desde los tiempos del antiguo perifoneo en las colonias. Mas, este régimen no se ha dado cuenta de eso. Así es, El Meollo del Asunto.

Artículo anteriorSaltimbanquis y malabaristas
Artículo siguienteEn la Hoguera