Inicio PALITROQUES ¿Y el futuro?

¿Y el futuro?

Yo no sé si soy estadista. Lo cierto es que, de la política, lo que me interesa es mandar. Manuel Azaña Díaz, político español.


Cuauhtémoc Monreal Rocha.- La paráfrasis anterior, como la pandemia, a AMLO, le viene como anillo al dedo, pues le gusta mandar y que lo obedezcan, si no a ciegas, sí a pie juntillas, así es el viejo, qué le vamos hacer; ya lo pusimos de presidente, ahora lo aguantamos hasta el 2024, “velis nolis”, queramos o no, luego ya veremos dijo un ciego.

Bueno… ¿Y el futuro de México?. Bien gracias, por lo pronto, en el gobierno de la 4T, no lo hay, no lo hay. Analicemos el discurso mañanero del Presi, revela claramente su ceguera de los retos del futuro; por razones que sólo él conoce, insiste todos los días en sus mentirosas mañaneras, en una nostalgia enfermiza, nostalgia que si no la supera (difícil), condenará a esta Gran Nación a perder su futuro.

Nuestro “gran timonel”, tiene todo el derecho a pensar en que México debe volver al campo; a la construcción de caminos con palas y azadones; tiene el derecho a creer que el petróleo es la salvación de la patria con el combustóleo, sin tomar en cuenta las energías renovables, apoyado por Nhale y el nefasto Manuel Barttlet.

El jefe, como buen tabasqueño (no por eso deja de ser “majacano”), tiene derecho a ser caprichudo, testarudo, necio, pero no tiene derecho a llevar a México, por la dura senda de la terquedad, sin futuro alguno, mientras el mundo avanza y progresa, dejando a un lado todo tipo de añoranzas que no conducen a nada.

Ahora, a tres años de “gobierno” lopizta, ya queda muy claro que el proyecto político del “gran timonel”, es un fracaso, que puede ser muy peligroso para el destino de este país, en el corto plazo. Al tiempo. Vale.