Inicio Economía Se defiende Viva Aerobus por cobro de equipaje de mano

Se defiende Viva Aerobus por cobro de equipaje de mano

MÉXICO- Luego de que la Procuraduría Federal del Consumidor de México (Profeco) colocó sellos de suspensión a la aerolínea Viva Aerobus en Puerto Vallarta, la empresa aseguró que continúa con sus operaciones y defendió el cobro de equipaje de mano.

A través de un comunicado de prensa, la compañía aseguró que cumplen a cabalidad con lo que se estipula en la Ley de Aviación Civil al ofrecer dos tipos de viajes económicos, uno sin derecho a equipaje de mano pero con un “importante descuento al pasajero por renunciar a su derecho”.

Según la firma, estas tarifas preferenciales están sustentados en el Artículo 47 Bis, Apartado X, de la Ley General de Aviación, la cual establece que “en caso de que el pasajero decida viajar sin equipaje, el concesionario o permisionario podrá ofertar una tarifa preferencial en beneficio del pasajero”.

Viva Aerobus aseguró que uno de sus pilares de su modelo de ultra bajo costo “siempre ha sido ofrecer precios bajos a fin de poner al alcance de más personas la posibilidad de viajar en avión”.

“En consecuencia, su propuesta ofrece a los pasajeros la posibilidad de personalizar su vuelo para que sólo paguen por lo que realmente necesitan bajo un modelo de desagregación de servicios opcionales, materializado también en sus políticas de equipaje, siendo este esquema una tendencia habitual en la industria aérea a nivel global”, se lee en el boletín de prensa.

Hasta el momento, la Profeco no se ha pronunciado por la respuesta de Viva Aerobus, pero en un comunicado confirmó que la aerolínea puede seguir vendiendo boletos, aunque sí se inició un procedimiento sancionatorio.

El pasado 8 de noviembre el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, envió un requerimiento a Viva Aerobus, Volaris y Aeroméxico por cobrar equipaje de mano, un derecho que, de acorde con la Ley de Aviación, es inherente al viajar por lo que no se debería cobrar.

Por ahora, sólo Aeroméxico se comprometió a dejar de cobrar por llevar equipaje en el vuelo que no supere los 10 kilogramos.

Sputnik