Inicio País ¿Qué sigue para el caso Odebrecht tras la prisión preventiva de Lozoya?

¿Qué sigue para el caso Odebrecht tras la prisión preventiva de Lozoya?

Emilio Lozoya, exdirector ejecutivo de Pemex, pasó su primera noche en el reclusorio luego de que un juez de control dictaminara prisión preventiva por un posible riesgo de fuga. Lozoya enfrenta cargos de delincuencia organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita en el caso Odebrecht durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

De darse sentencia por parte del Ministerio público, el exfuncionario pasaría hasta 35 años en prisión, además de cumplir con un resarcimiento de daño.

Durante la audiencia del 3 de noviembre de 2021, el juez federal Artemio Zúñiga dictó prisión preventiva justificada contra Emilio Lozoya. Esto como parte de una petición realizada por la Fiscalía General de la República (FGR), encabezada por Alejandro Gertz Manero.

La FGR señaló que ninguno de los implicados en el caso Odebrecht, incluyendo a Lozoya, cumple con los requerimientos para convertirse en un testigo protegido. Dicha solicitud fue apoyada por la Unidad de inteligencia financiera (UIF), pues consideran existe riesgo de fuga.

La decisión fue determinada debido a los argumentos fiscales en el que señalan a Lozoya de exhibirse sin pudor procesal en un restaurante en la CDMX. Además de prolongar, en reiteradas ocasiones, el tiempo para presentar evidencias para la investigación en el caso Odebrecht. Para el senador Ricardo Monreal la tardanza de la justicia en este caso ha generado incertidumbre.

“Lo mejor será que el juez defina el grado de responsabilidad de los denunciados con las pruebas mostradas. Pese a alegar que una autoridad extranjera no le ha remitido información importante, me parece demasiado tiempo destinado a esta situación”, aseguró Monreal.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó haber tenido injerencia en la decisión del juez y recalcó su confianza en Gertz Manero. “Alejandro Gertz es un hombre recto, le tengo confianza, no simulará, ni permitirá impunidad, no va a actuar por consigna”, aseguró AMLO. Lamentó también que en el caso Odebrecht, en todos los países inmiscuidos se castigó a funcionarios corruptos, menos en México.

Desde su llegada a México, en 2020 después de ser extraditado de España, Emilio Lozoya y su equipo defensor han buscado la manera de conseguir beneficios temporales. El exfuncionario señaló al expresidente Enrique Peña Nieto y al exsecretario Luis Videgaray de planificar sobornos de al menos 10 millones de dólares para aprobar la reforma energética de 2013.

Bajo esta línea, Lozoya aportaría elementos contra al menos 17 de las 70 personas físicas y morales que denunció estarían involucradas en el caso Odebrecht.

Ahora el juez de control otorgó una prórroga de 30 días para entregar pruebas en contra de quienes supuestamente recibieron sobornos, posteriormente la Fiscalía dará por concluido el intervalo de la investigación complementaria. El abogado Jorge Lara explicó que el Ministerio público deberá determinar si formula acusación y de ser acordado, se dictará apertura de juicio donde las partes mostrarán sus pruebas.

De acuerdo con el código penal, Lozoya alcanzaría una pena de 35 años de prisión, debido a la acumulación de sanciones por corrupción, delincuencia organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Además, debe resarcir el daño por el caso Odebrecht, para lo que la defensa ya ofreció dos bienes inmuebles con valor superior a siete millones de dólares.

Notipress