Inicio CARTAPACIO Pronósticos 24 para la aldea

Pronósticos 24 para la aldea

Raúl Ruiz.- Para la construcción de escenarios futuros, no hay como la ciencia de la prospectiva, categoría que he venido comentando y practicando desde hace años. No se trata de pálpitos, ni visualizaciones en bolas de cristal, consultas al tarot o a la tabla ouija. Y conforme surgen los acontecimientos, tomo notas y hago fichas para compulsarlas después.

Este ejercicio, me permite tener una visión casi exacta, a corto y mediano plazo. Y ya para estas alturas del partido, tengo la ligera sospecha que “la suerte está echada”.

Tratándose de la elección para la alcaldía de Ciudad Juárez, por Morena, el aspirante con más certeza para ser el candidato es Cruz Pérez Cuéllar, en su intento por reelegirse. No veo quién le pueda hacer sombra. Ni siquiera con las docenas de denuncias contra él por supuestos actos de corrupción y otras invenciones para descarrilar su proyecto.

Lo digo hoy, porque ya son quince para las doce y es hora que los adversarios de Morena no hallan un mártir a quien sacrificar el 2 de junio. Los panistas en su soberbia azul, se comieron el tiempo y no lograron hacer crecer a sus tres fichas más representativas. Me refiero a Rogelio Loya, Sergio Nevárez y Marisela Terrazas, en ese orden.

Nevárez se bajó sólito del cuaco. Se midió y dijo: no book. (No libro). Luego, la diputada Marisela Terrazas comenzó bien, hasta que se congeló en un tema recurrente que no le permitió ver más allá de la denuncia.

Y finalmente, el buen Rogelio Loya, con una excelente gestión de imagen a través de redes sociales, pero a la hora de la encuesta abierta, quedó muy atrás del alcalde Cruz Pérez Cuéllar.

Estas mediciones las tienen muy claras los de la alianza Fuerza y Corazón por México; y los panistas darán un paso atrás y le entregarán la papa caliente a los priistas luego de hacer sus encuestas internas.

Los resultados de estos sondeos azules colocan al priista Enrique Serrano por encima de los prospectos panistas, y todo parece indicar, que al final del trayecto de auscultación interna, será el ex alcalde y ex candidato a gobernador, el que lidere esta justa electoral con el estandarte del PAN/PRI/PRD.

Serrano es buen amigo, político serio y de mucho colmillo. Sin embargo, si emprendiera la escalada rumbo al 2 de junio, las circunstancias le serán adversas. La pendiente es muy inclinada y la carga muy pesada.

Lo peor del caso es que, para la contienda se necesitan operadores shingones y éstos ya no trabajan para el PRI. El tiempo se agotó y todos ya están acomodados en Morena. Los panistas no tienen estructura electoral.

Artículo anteriorFoxconn reconoce al COMUPRED por capacitar a empleados en temas de discriminación
Artículo siguienteEl regreso de Beltrones