Inicio Mundo Norteamérica reanuda cumbre enfocada en reactivación económica e integración

Norteamérica reanuda cumbre enfocada en reactivación económica e integración

Los líderes de países de Norteamérica reanudan en Washington sus cumbres trilaterales el 18 de noviembre, después de cinco años de interrupción, centrados en la integración regional, planes sanitarios, recuperación económica, cooperación para el desarrollo y migración.

Los presidentes de México y Estados Unidos, Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden, respectivamente, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se reunirán después de mediodía local (19:00 GMT) en la IX Cumbre, pero antes sus delegaciones tendrán encuentros bilaterales.

Estas citas entre los tres países fueron canceladas cuando las evitó el expresidente estadounidense Donald Trump (2017- 2021), con argumentos proteccionistas, y obligó a una renegociación del pacto trilateral vigente desde 1994 con críticas al libre comercio, para remplazarlo con el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) que entró en vigor el 1 de julio de 2020.

“El presidente López Obrador ha sido promotor de relanzar una visión común con Estados Unidos y Canadá, de modo que la consideramos un éxito. Habrá resultados concretos y positivos”, anunció en Twitter el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, al partir de Ciudad de México.

El jefe de Estado mexicano partió por separado desde Cancún, ciudad frente al mar Caribe, donde mencionó que a las 11:00 horas de este jueves tendrá una cita bilateral con Trudeau, y una hora después con la vicepresidenta del país anfitrión, Kamala Harris, encargada de la política migratoria hacia México y Centroamérica.

Una tercera reunión bilateral de López Obrador será con Biden en la Casa Blanca, alrededor de las 13:00 locales (18:00 GMT). A las 16:00 de Washington (22:00 GMT) comenzará la novena cumbre trilateral, que durará aproximadamente tres horas.

La agenda destinará un importante segmento a analizar la recuperación económica de Norteamérica, la reapertura de las fronteras y las medidas sanitarias en el marco de la pandemia de COVID-19, así como los requisitos de vacunación.

“Vamos a estar los tres para la evaluación del tratado (T-MEC)”, adelantó López Obrador. En su última alocución acerca de la Cumbre, el gobernante mexicano dijo que el tema de la reforma eléctrica que él impulsa en el Congreso no es un tema que tratar.

Sin embargo, gremios empresariales y diplomáticos de los socios norteamericanos expresan preocupaciones sobre la intención de reducir la participación de compañías generadoras de energía eólica y fotovoltaica, de 62% actual, a 46%.

López Obrador dijo en Cancún que, si Biden plantea el tema, le dirá: “lo que queremos es que no aumente el precio de la luz, y que se termine con los abusos de las empresas particulares, sobre todo las extranjeras”.

Ebrard ofreció la tarde del miércoles un mensaje a la prensa en Washington, en el que dijo que con Canadá “el tema tiene que ver con la reconciliación con los pueblos indígenas y la iniciativa de México en el Consejo de Seguridad”, planteada la semana pasada.

Ese ‘Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar’ consiste en recaudar un billón de dólares anuales para 750 millones de personas en extrema pobreza en el mundo, aportados por las mil personas más ricas del mundo, las mil mayores corporaciones; y el Grupo de los 20 (G20).

En la reunión bilateral con Biden destaca el reciente Diálogo Económico de Alto Nivel, celebrado el 9 de septiembre pasado, y se presentará una actualización de lo que se avanzó, prosiguió el canciller frente a la embajada mexicana en Washington.

La propuesta mexicana es que se extiendan sus programas sociales Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro hacia Centroamérica, para dar continuidad a las cartas enviadas por López Obrador a Harris y Biden, en materia de atender la crisis migratoria.

Sobre la contingencia sanitaria global, las delegaciones examinarán cómo “hacerlo mejor respecto al futuro con Norteamérica en producción de vacunas”, y otros temas sobre el combate la pandemia.

Del reinicio de las cumbres, Ebrard dijo que “lo más importante es que se actualiza una visión de Norteamérica hacia el futuro, que no había ocurrido, estaban suspendidas, que se lleve a cabo ahora es una buena señal, es una visión que el presidente López obrador ha promovido”.

La delegación del país latinoamericano tratará de concentrarse en tres pilares, detalló el canciller. Uno es el Covid-19, “pandemia, equipo médico, investigación, desarrollo y producción de vacunas en Norteamérica”. Otro será “la integración económica, cadenas de valor y suministros”.

Finalmente, los jefes de Estado analizarán “temas del desarrollo del sur de México y Centroamérica, como respuesta a los fenómenos migratorios que México ha venido promoviendo”, subrayó el diplomático. En suma, la perspectiva mexicana es que de las reuniones saldrán “resultados positivos”.

“Nuestra perspectiva es que vamos a tener resultados positivos. Tenemos una visión optimista. No quiere decir que no pueda surgir un tema donde haya diferentes posturas, pero sí quiere decir que yo creo que el ambiente es muy positivo”, concluyó Ebrard. México y Canadá ocupan los lugares uno y dos de la lista de socios comerciales de Estados Unidos, según estadísticas estadounidenses.

Juárez Hoy