Inicio Estado Narran cómo fue entrega de 13 mdp en fajos de billetes para...

Narran cómo fue entrega de 13 mdp en fajos de billetes para María Eugenia C.G, y César J.M.

208

La persona que tenía la responsabilidad de la bóveda y dos cajas fuertes de la Tesorería de la Secretaría de Hacienda, narró cómo entregó mes a mes, durante dos años, los sobres de papel manila con fajos de billetes, con cantidades de 100 mil, 200 mil, 250 mil, 350 mil y 400 mil a la alcaldesa con licencia acusada por la Fiscalía General del Estado por el delito de cohecho, como beneficiaria de la “nómina secreta” del exgobernador.

En el testimonio presentado en la audiencia de formulación de imputación contra María Eugenia C.G. María A.S y Rodrigo D.R, que concluyó la mañana de este sábado 27, se describieron cada una de las distintas entregas que entre 2014 y 2015 se realizaron a la alcaldesa con licencia, cuando fungía como subcoordinadora de la fracción panista en el Congreso del Estado.

Los sobres con el efectivo primero le eran entregados en el despacho del secretario de Hacienda y más tarde, cuando creció la confianza entre las partes, en el estacionamiento de la dependencia, en el interior del vehículo en el que viajaba la entonces diputada estatal, de acuerdo con la narrativa de los hechos que contiene el expediente de la causa penal 2821/2020.

El dinero provenía de la cuenta de la nómina de empleados de la Secretaría de Hacienda, desde donde salían las órdenes a Bancomer para que se hicieran retiros y se entregara el recurso a la empresa de valores que lo transportaba “líquido” de regreso a la bóveda de la Tesorería.

María Eugenia C.G recogió para ella y para entregar a César J.M, coordinador de la bancada del PAN, más de 8 millones de pesos en efectivo, incluyendo un millón de pesos para apoyo estrictamente personal (para reparar su vivienda dañada por las lluvias) que se fraccionó en 5 entregas, además de un millón 067 mil pesos que en transferencias bancarias se canalizó a una cuenta de su hermano.

Las mismas declaraciones leídas por la agente del Ministerio Pública señalan que el funcionario sacó de la bóveda de la Tesorería tres paquetes de efectivo, dos de ellos con un millón de pesos y otro más con 2 millones 500 mil pesos, para ser entregados a César J.M, es decir, un total de 4.5 millones de pesos.

La cantidad de 2.5 millones fue entregada al Secretario de Hacienda quien a su vez hizo la entrega, por instrucción del exgobernador, a César J.M para apoyarlo en el proceso interno del PAN. Ese recurso lo recibió el entonces legislador y hoy secretario del Ayuntamiento de Chihuahua, en el hangar de Gobierno del Estado, en abril del 2014.

Los 2 millones de pesos (en dos emisiones, cada una por un millón) fueron entregados al Director General de Administración, para que a su vez los entregara al coordinador de la fracción panista en diciembre del 2015.

En total, los dirigentes de la bancada panista en el Congreso del Estado recibieron cerca de 13 millones de pesos de la “nómina secreta”, únicamente en dos años, de acuerdo con la narrativa presentada en la audiencia.

Se reveló además que otras disposiciones en efectivo de la también llamada “caja chica” se utilizaron para gastos personales del exgobernador y para algunos de sus familiares.

Los detalles de la declaración de éste y varios testigos, se leyeron como parte de la formulación de imputación por el delito de cohecho en contra de las exdiputadas y el exdiputado, en la audiencia que inició desde el mediodía del jueves 25 de marzo y continúa hoy en una de las salas del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Parte de la relatoría del funcionario de Hacienda que estuvo a cargo de la mayor cantidad de entregas en el mecanismo por medio del cual se desviaron mil millones de pesos de recursos públicos a favor de distintos actores políticos, religiosos, empresariales, es la siguiente:

“Que acudo con el fin de precisar mi declaración ya rendida en relación a las entregas de dinero que durante la administración del exgobernador César Horacio D.J se realizaron a diferentes personas mediante la llamada “caja chica”.

Estas entregas de dinero en efectivo, como también lo he señalado, las tengo presente porque en su mayoría las realicé de manera personal a sus beneficiarios, en ocasiones en compañía del propio secretario de Hacienda.

Otras no las realicé de forma directa, pero sí a través de compañeros a quienes les pedía el favor. También hubo ocasiones en que recibía la instrucción por la superioridad de que el dinero en efectivo se le entregara a algún servidor púbico, para que éste a su vez lo hiciera al beneficiario final. El dinero utilizado provenía de desvíos, y en todo momento, lo estuve resguardando en la bóveda de la Tesorería de la Secretaria de Hacienda, en dos cajas fuertes a las cuales solo yo tenía acceso.

Y como ya lo expliqué antes, era obtenido del 2010 al 2013, mes tras mes, mediante desvíos de recurso público de la cuenta de gasto operativo de la Secretaria de Hacienda; y desde el 2014 al 2016, de la cuenta de la nómina de empleados de la misma dependencia. Esto mediante cheques que se cambiaban por parte de una empresa de traslado de valores, y una vez el dinero líquido, resguardado por mí en la bóveda mencionada.

Las entregas de dinero que realicé, fueron a favor de diversas personas, entre ellas, funcionarios públicos y partidistas, legisladores locales y federales, candidatos, actores políticos, miembros de la iglesia y de medios de comunicación, entre otros.

Todos ellos, según la superioridad, resultaban de interés para el gobernador. Aunque también de ese dinero desviado, se tomaba para gastos personales del exgobernador y para algunos de sus familiares.

Como también lo he referido con antelación, la manera de llevar un control del dinero entregado era mediante la expedición de recibos simples. Los cuales eran firmados en su mayoría por los beneficiarios, salvo casos excepcionales, en los cuales se rehusaron a firmar. Aunque también hubo personas, en los cuales era evidente que alteraban sus firmas en el documento al recibir el dinero, poniendo garabatos o cambiando los rasgos de su firma.

Con tales recibos integré carpetas blancas de tres aros, ahí se agregaba la copia del cheque elaborado perteneciente a las cuentas de la Secretaria de Hacienda (de las cuales se desviaba el dinero), el recibo de depósito correspondiente al cheque relativo, la carta porte del servicio prestado por Servicio Panamericano de Protección al hacer liquido el dinero y trasladarlo a la bóveda, los recibos firmados por los beneficiarios u operadores del dinero entregado, así como documentos diversos que supuestamente daban soporte a la erogación realizada, esto en el caso de los gastos del despacho del gobernador o de la Casa de Gobierno.

También le agregaba la relación analítica de ingresos y egresos que solventaron la llamada “caja chica”. Este control lo realicé año con año, desde el 2010 al año 2016.

De las entregas de dinero que tuve conocimiento, se realizaron de forma indebida a diputados de Chihuahua, fueron diversas. Algunas en una sola ocasión, y en otras por pagos repetidos o periódicos. Respecto a las entregas de dinero realizadas a legisladores, recuerdo que fueron frecuentes durante la administración de César Horacio D.J.

Recuerdo las entregas de dinero en efectivo que se realizaron a los diputados locales del PAN, César J.M. (coordinador de la bancada panista) y María Eugenia C.G. (integrante de la Comisión de Fiscalización). Estas entregas fueron múltiples y periódicas entre los años 2014 y 2015, y acumularon un total aproximado de 13 millones de pesos, obtenido del dinero desviado de la “caja chica”. Todas ellas, según el Ingeniero H. por instrucción de César Horacio D.J. en virtud de acuerdos que sostenía con ellos para obtener su apoyo en el Congreso local, esto también expresado por Gerardo V. Es decir, para que apoyaran las iniciativas del exgobernador ante el Congreso y en su caso para que se aprobaran las cuentas públicas. Incluso recuerdo que para el año 2015, había urgencia de obtener su apoyo para que votaran a favor del Presupuesto de Egresos 2016 presentado por el exgobernador.

Entre estas entregas, se encontraron:

1) Una suma mensual fija durante los años 2014 y 2015 por las cantidades de 250 mil pesos, que después aumentó a 350 mil pesos.

2) Un pago por un millón de pesos a María Eugenia C.G., mismo que se le entregó directamente de forma fraccionada por 200 mil pesos al mes durante el primer semestre del 2014,

3) Un pago de 20 mil pesos a la tarjeta de crédito de la misma María Eugenia C.G., en el mes de junio de 2014.

4) Un pago de 100 mil pesos a dicha diputada en el último trimestre de 2014. 5) Un pago de 80 mil pesos a la misma diputada por conducto de Ignacio R., en el mes de julio del 2014.

5) La cantidad de 2.5 millones que se le dio al Secretario de Hacienda para entregarlo en el hangar de Gobierno a César J.M. con motivo del proceso interno del PAN, en el mismo mes de abril del 2014.

6) 2 millones de pesos que se le dio a Gerardo V.M. para entregar al entonces diputado César J.M., en dos pagos en el mes de diciembre del 2015.

7) 400 mil pesos que se le dotaron a la diputada María Eugenia C.G. en el mismo mes de diciembre.

Tanto a César Jáuregui como a María Eugenia C.G., yo les llegué a entregar el dinero personalmente y otras veces por conducto de intermediarios como el propio Ingeniero H. Gerardo V.M. y una persona que ellos enviaron de nombre Ignacio R.

En algunas ocasiones en las propias oficinas, otras en el estacionamiento de la Secretaria de Hacienda, y en una ocasión en el Hangar de Gobierno del Estado. Se hacían en paquetes de fajos de dinero colocados en el interior de un sobre de manila grande.

Al respecto recuerdo que a inicios del año 2014, el Ingeniero H. me dio la instrucción de dotar de recursos a favor de los diputados panistas, por un monto mensual de 250 mil pesos, y los cuales recogería la entonces diputada, María Eugenia C.G., pero además, me ordenó que le dotara adicionalmente de un millón de pesos (a favor de la misma diputada), fraccionando la cantidad en 5 pagos.

A mediados del mes de febrero de 2014, me habló el Secretario, informándome que en su despacho se encontraba la diputada María Eugenia C.G. y que acudió por el primer apoyo económico a su favor. Motivo por el cual preparé el paquete con el monto de 200 mil pesos en efectivo, y el recibo en el cual plasmé la fecha, monto, quien recibe, y en el concepto describí que era el primer pago de cinco a favor de María Eugenia C.G. Dada la instrucción, subí al despacho del Ingeniero H. quien se encontraba acompañado de la diputada, a quien le hice entrega del sobre con dinero en sus propias manos, firmándome el recibo descrito, el cual con posterioridad agregué al archivo que he descrito.

A la semana siguiente en el mismo mes de febrero, acudió de nueva cuenta la diputada al despacho del Secretario, lugar hasta el cual subí a entregarle el sobre con 250 mil pesos, así como el recibo en el cual plasmé la fecha, monto, quien recibe, en el concepto señale que era a favor de César J.M, firmándome de recibido la diputada, quien se llevó el dinero en efectivo dentro del sobre.

Siendo a mediados del mes de marzo, me informa el Secretario que se encontraba en su despacho la diputada María Eugenia C.G. que le hiciera el favor de subir con los 2 paquetes de dinero correspondientes a ese mes. Así las cosas, prepare los dos sobres con el dinero en efectivo, uno por la cantidad de 200 mil pesos y el otro con 250 mil pesos, además de elaborar los recibos correspondientes, una vez hecho lo anterior, subí al despacho del ingeniero H., quien en efecto estaba en compañía de la diputada, a quien le pedí me firmara su recibo personal el cual indicaba además de la fecha, monto, quien recibe, que era el segundo pago de cinco. En tanto que en el recibo por el monto de los $250 mil, asenté la fecha, cantidad el nombre de quien recibe y en concepto pago correspondiente al mes de marzo al señor César J.M., firmándome ambos recibos la diputada.

En la segunda semana del mes de abril, de nueva cuenta me informa el secretario que se encontraba en compañía de la diputada María Eugenia C.G., que hiciera lo propio, motivo por el cual preparé los dos sobres con el dinero en efectivo, uno por la cantidad de 200 mil pesos y el otro con 250 mil pesos, además de elaborar los recibos correspondientes, una vez hecho lo anterior, subí al despacho del Ingeniero H, para hacer entrega de los sobres, pidiéndole a la diputada que me firmara los recibos, siendo que en el documento a su favor plasmé además de la fecha y monto, que era el tercer pago de cinco. Mientras que en el recibo por el monto de los $250 mil, asenté la fecha, cantidad, nombre de quien recibe y en concepto “pago correspondiente al mes de abril al señor César J.M, firmándome ambos recibos la diputada.

A finales del mes de abril del 2014, el Ingeniero H. con suma urgencia me dijo un día muy temprano que preparara un paquete con 2.5 millones de pesos que le estaba solicitando el gobernador César D.J. y que en breve momento pasaría por dicho dinero, así que preparé el paquete y elaboré el recibo a nombre del Ingeniero Herrera y solo asenté “gastos del ejecutivo o del despacho del ejecutivo”, en virtud de que hasta ese momento no me dio mayor detalle, por lo que, una vez listo el paquete, me dijo el Secretario que lo acompañara al hangar de Gobierno del Estado, llevándonos a dicho lugar el chofer de nombre Raúl C.

Al arribar al hangar, es que nos quedamos en la camioneta el chofer y yo, y solo se bajó el Secretario con el sobre con dinero que yo le había preparado momentos antes, al regresar el Ingeniero H. me comentó que el dinero se lo entregó al exgobernador César D.J., y éste a su vez se lo entregó a César J.M., para apoyarlo en los gastos de proceso interno del PAN, anotando dicha información en el recibo el propio Ingeniero y yo anoté la palabra “hangar” haciendo referencia del lugar donde fue entregado el dinero.

Para la segunda semana del mes de mayo del mismo año, el Ingeniero H. me indicó que subiera a su despacho para realizar la entrega a favor de los diputados panistas, por lo que, preparé el paquete de entregas, por las cantidades de $200 mil pesos y $250 mil pesos y los recibos correspondientes, plasmando en el recibo de la diputada María Eugenia C.G. que correspondía al cuarto pago de cinco. En tanto que en el diverso, asenté que era el pago del mes de mayo a favor de César J.M., firmando la diputada María Eugenia C.G. ambos recibos una vez que le entregué en mano el dinero.

En la primera semana del mes de junio, el ingeniero Herrera me dio la instrucción de pagar la tarjeta de crédito de la diputada María Eugenia C.G., para lo cual, me entregó una tarjeta blanca en la cual plasmó de su puño y letra el número de tarjeta, institución bancaria, monto, así como la instrucción de descontar de la entrega próxima del mes de junio. Una vez que recibí los datos, mandé a César V.F. a la institución bancaria a realizar el pago de la tarjeta de crédito de la diputada, cuando se hizo el pago, César me entregó la ficha de depósito, la cual junto con la tarjeta de Ingeniero H. la agregué en la carpeta de archivo.

Para la segunda semana del mes de junio, acudió la diputada María Eugenia C.G. al despacho del Secretario a recoger los pagos correspondientes a dicho mes, así que subí, como era de costumbre con el dinero, siendo los 180 mil y 250 mil pesos, para la diputada y el diputado César J.M. respectivamente, así como los recibos, plasmando en el recibo a nombre de la entonces diputada que era el pago cinco de cinco, por el monto de los 200 mil, en tanto que en el diverso, asenté que el pago correspondiente al mes de junio al señor César J.M.

Deseo aclarar que, finalmente del último pago a favor de María Eugenia C.G. sí se le descontó los 20 mil que previamente se habían pagado de su tarjeta bancaria. Siendo esta la última ocasión que el dinero se lo entregué a la entonces diputada en presencia del Ingeniero H.

A inicios del mes de julio, se me instruyó por el Secretario de Hacienda, que le otorgara un apoyo extraordinario a la diputada María Eugenia C.G. sin embargo, ella no acudiría por el dinero, sino que iría una diversa persona, resultando que la persona que acudió fue Ignacio R. a quien le entregué la cantidad de $80 mil pesos, firmando el recibo, en el cual plasmé la fecha, monto, y en el concepto señalé que era apoyo extraordinario para María Eugenia C.G.

Resultando que para la segunda semana del mes de julio, me habla el Ingeniero H. y me informa que se encuentra en su despacho el diputado César J.M., que acudía por el pago correspondiente a dicho mes, así que subí al despacho con el sobre con el dinero y el recibo en el cual plasmé como de costumbre la fecha, monto y en concepto asenté que era el pago del mes de julio al señor César J.M. En el particular, el diputado, se negaba a firmar el recibo, pero le explicamos tanto el Secretario como el de la voz, que la diputada siempre nos firmaba el recibo, y que era necesario que lo firmara. De tanto insistirle al final de cuentas sí logramos convencerlo de que firmara el recibo.

Las siguientes entregas, ya fueron realizadas por mí únicamente, tanto en mi oficina como en el estacionamiento de la Secretaría, según se me pidiera.

Cuando acudía a mi oficina la diputada se anunciaba con mi Secretaria, y yo salía por ella y la pasaba a mi oficina, puesto que ya tenía la instrucción por parte del Ingeniero H. de hacer la entrega de los paquetes de dinero; o bien, cuando nos veíamos en el estacionamiento, ella llegaba en una camioneta cerrada tipo vagoneta, y hasta ahí le llevaba el sobre con dinero y el recibo para su firma, para ello yo abordaba la camioneta y en el interior le realizaba la entrega.

Así las cosas, en la segunda semana de agosto, acudió la diputada María Eugenia C.G. a mi oficina, a quien le hice entrega de la cantidad de 250 mil pesos, firmando el recibo en el cual asenté la fecha, monto, en el concepto que era el pago correspondiente dicho mes.

Para la segunda semana del mes de septiembre, acudió la diputada a la Secretaría de Hacienda, a quien le hice entrega de la cantidad de 250 mil pesos, firmando el recibo, en el cual plasmé la fecha, monto, en el concepto que correspondía al mes de septiembre. Para estas fechas ya había mayor confianza, que incluso fue cuando se me pidió que las entregas del dinero se las realizara en el estacionamiento del sótano de la dependencia.

En el mes de octubre, se me instruyó por el Ingeniero H. que le dotara de un apoyo extraordinario a la diputada María Eugenia C.G. por el monto de 100 mil pesos, adicional a los que recibían por mes. Cuando acude la diputada a la Secretaría, le hice entrega de la cantidad total de $350 mil pesos, elaborando los 2 recibos, uno por concepto de apoyo al señor César J.M. por el monto de los $250 mil pesos, y el otro recibo a nombre de la diputada por concepto de apoyo extraordinario por la cantidad de $100 mil pesos, firmando la diputada ambos recibos.

Por lo que hace a los meses de noviembre y diciembre, acudió la diputada María Eugenia C.G. a la Secretaría, y ahí le entregué los apoyos correspondientes a dichos meses bajo el concepto a favor del señor César J.M, firmando la diputada ambos recibos.

En el mes de enero del año 2015, acudió la diputada María Eugenia C.G. a la Secretaría a recoger el dinero correspondiente a dicho mes, y como era costumbre ya le tenía preparado el paquete toda vez que antes de que ella acudiera a la oficina avisaba que iba, firmando el recibo en el cual plasmé los datos usuales, como eran monto, fecha y concepto el cual se ponía a favor del señor César J.M.

Por lo que hace a los meses de febrero y marzo del 2015, la diputada también avisó previamente que acudiría a recoger el dinero correspondiente a cada mes, así que, por esta ocasión le tuve listo el paquete del dinero y el recibo con los datos usuales, y cada uno de los recibos me los firmó la diputada María Eugenia C.G., cuando le hice entrega del dinero en efectivo.

Si mal no recuerdo fue a partir del mes de abril, que el Ingeniero H. me dio la instrucción de que, a partir de ahí, se aumentaría 100 mil pesos más a la cuota mensual que se les venía otorgando a los diputados panistas, por lo que le entregué a la diputada María Eugenia C.G., la cantidad de $350 mil pesos.

En el mes de mayo, de igual manera le hice entrega a la diputada María Eugenia C.G, de la cantidad en efectivo de $250 mil pesos, en un sobre manila, firmando el recibo. Y como dije, ya tenía la instrucción de otorgar $350 mil pesos; sin embargo, por la disponibilidad de recursos de la “caja chica”, le di esa cantidad y posteriormente le di un segundo paquete por $100 mil pesos, la cual también recibió María Eugenia C.G.

En junio, julio y agosto del 2015, respectivamente, le entregué en cada uno de los meses a la diputada María Eugenia C.G. la cuota mensual bajo el concepto a favor del señor César J.M. por el monto de $350 mil pesos, firmando en cada mes el recibo, en el cual plasmaba la fecha, monto, dicho concepto y nombre de quien recibe. Todas estas entregas fueron en la Secretaria de Hacienda.

De igual manera en el siguiente trimestre, que fueron los meses de septiembre, octubre y noviembre, le entregué a la diputada una cantidad acumulada de $1’050,000.00 del dinero que yo resguardaba en la bóveda de la Tesorería. En cada ocasión que acudió a la dependencia en los meses en cita, le hice entrega de la mensualidad de $350 mil pesos, firmándome los recibos por mí elaborado con motivo de dichas entregas.

Cabe destacar que en el último bimestre del año 2015, se realizaron varias entregas extraordinarias de dinero para los diputados panistas.

Tal es el caso que a finales del mes de noviembre se me ordenó por el Secretario, que por instrucción del exgobernador había que dotar de un pago extraordinario de $200 mil pesos a los diputados acudiendo a recogerlo, como en la mayoría de las ocasiones, la entonces diputada María Eugenia C.G. a la dependencia, y a quien le hice entrega directamente de dicha cantidad, quien me firmó de recibido.

En las primeras semanas del mes de diciembre, me dijo el Licenciado Gerardo V.M., que le preparara un paquete de un millón de pesos, para entregar al diputado César J.M., derivado de la instrucción del exgobernador, por lo que corroboré dicha circunstancia con el Secretario de Hacienda, el cual me dijo que “adelante”, que era instrucción del titular del despacho del Ejecutivo.

Preparé el sobre con el efectivo y elaboré el recibo a nombre del Director General de Administración, pero plasmé a manera de control en el concepto “gastos diversos despacho del ejecutivo” y las iniciales “CJM”, que son las iniciales del diputado César J.M., una vez que le entregué el dinero al Licenciado Gerardo V.M., él me firmó de recibido, y me señaló que él sería el conducto para entregar el dinero.

Para esas mismas fechas, avisa María Eugenia C.G, que pasaría por el pago del mes de diciembre. Me dispuse a preparar el paquete con el efectivo por el monto de los $350 mil pesos y elaborar el recibo para la fecha acordada, y cuando ella acudió a mi oficina le hice entrega del dinero y me firmó el recibo por la recepción del mismo.

Días después del mismo mes de diciembre, el Ingeniero H. me ordenó preparar un paquete por 400 mil pesos a favor de los diputados panistas. Sin darme mayor explicación, siendo la diputada María Eugenia C.G. quien acude de nueva cuenta a las instalaciones de la Secretaría, y le hago entrega del sobre con dinero, y ella me firmó el recibo en el cual plasme la fecha, monto y en el concepto apoyo extraordinario.

A los pocos días, de nueva cuenta el Director General de Administración de la Secretaría de Hacienda, Licenciado Gerardo V.M., me indica que requiere de 1 millón de pesos para pagar al diputado César J.M por su apoyo en el tema de la aprobación del presupuesto de egresos para el ejercicio fiscal 2016.

Corroboré con el Secretario, el cual me volvió a indicar que sin problema, que se le dotara del recurso, y que sería Gerardo V.M. el conducto para la entrega.

Así que preparé el paquete del dinero que tenía en resguardo en la caja fuerte de la Tesorería, y elaboré el recibo en el cual plasmé en el concepto “gastos del despacho” y las iniciales “CJM” como dije, siendo las iniciales del diputado panista. Firmando Gerardo el recibo, pero él plasmó de su puño y letra la leyenda “PRESUP 2016”.

Deja un comentario