Inicio Cultura Monedas de plata acuñadas en China, testigo de sus lazos con México

Monedas de plata acuñadas en China, testigo de sus lazos con México

Nanchang- Al ver por primera vez la enorme escultura de una moneda que se erige en Jinggangshan, en la provincia oriental china de Jiangxi, el profesor mexicano Diego Barroso quedó sorprendido.

La moneda, fabricada por la Casa de la Moneda del Ejército Rojo durante la Revolución China, está acuñada con la imagen de un águila posada sobre un cactus que crece entre las rocas de un lago y que lleva una serpiente en la boca y un carácter chino grabado en las alas. La imagen es bastante similar al escudo nacional de México.

Para descubrir la conexión entre las monedas de los dos países, Barroso, quien es profesor de idiomas en Shanghai, viajó hasta Jinggangshan, considerada la “cuna” de la Revolución China.

Escultura “Bandera Roja de Jinggangshan” en la provincia china de Jiangxi

Fabricada según el modelo mexicano

En mayo de 1928, en un intento por consolidar y desarrollar bases revolucionarias, Mao Zedong (1893-1976) y Zhu De (1886-1976), con su ejército, construyeron la Casa de la Moneda del Ejército Rojo en Jinggangshan, tomando como modelo la moneda de plata mexicana para producir el suyo propio. Además, los trabajadores grababan las monedas con el carácter “gong”, que significa “obreros, campesinos y soldados”.

Wen Shangqing, profesor de la Academia de Liderazgo Ejecutivo Jinggangshan de China y experto en historia económica del Partido Comunista de China (PCCh), le explicó a Barroso que “durante el periodo tardío de la dinastía Qing y el régimen del Kuomintang, la moneda de plata mexicana fue una de las divisas extranjeras más utilizadas en el sur y el centro de China”.

Según Javier Ocampo, un cuentista de Taxco, estado de Guerrero, desde la época colonial en México hubo grandes plateros que hacían los cuños, o sea los moldes que se utilizaban para imprimir y acuñar las monedas. “Estos cuños seguramente fueron llevados también a otros países, como el caso de China”, dijo Ocampo.

Tras la apertura de la Casa de la Moneda, Mao hizo hincapié en la finura y la calidad de las monedas y pidió a sus trabajadores que utilizaran plata fina como materia prima, recordó Li Haiquan, actual responsable de la Casa de la Moneda del Ejército Rojo, restaurada en 1998.

La Casa de la Moneda pronto pasó de tener pocos trabajadores a decenas, con capacidad de producir en cada tirada más de 400 monedas en una estufa, lo que generó un amplio apoyo y confianza populares en las áreas de la base de la revolución en Jinggangshan.

Edificio conmemorativo de la Casa de la Moneda del Ejército Rojo en Jinggangshan, provincia china de Jiangxi

Heredado por generaciones

La Casa de la Moneda fabricó más de 10,000 monedas en más de seis meses desde su entrada en funcionamiento, y su trabajo llegó a los condados de Jiangxi a lo largo de los límites provinciales. Fue destruida a finales de enero de 1929 en los ataques enemigos.

Jin Jiadong, de 70 años y fundador del Museo de Monedas Jinjiufu, ubicado en Nanchang, capital de la provincia de Jiangxi, es uno de los pocos que posee una pieza producida por la Casa de la Moneda en esos años. Hace 93 años, dos tíos de Jin se unieron al Ejército Rojo y murieron en sendas batallas.

“La moneda fue entregada por el ejército para expresar el pésame a mi familia”, recordó Jin, quien agregó que la moneda era un objeto muy apreciado por los miembros de su familia, que la atesoraban escondida en un espacio entre los ladrillos de su antigua casa.

La fuerza que guiaba a la familia de Jin a conservar la pieza le inspiró a poner en marcha el museo, que recolecta artículos relacionados con la moneda.

Wei Xiuchang, funcionario del Departamento de Supervisión Financiera local, dijo que la Casa de la Moneda fue un esfuerzo significativo y sentó las bases para la emisión de la actual moneda china, el renminbi (RMB).

El profesor mexicano Diego Barroso (izquierda) observa con una lupa la moneda de plata con carácter “gong” en el Museo de Monedas Jinjiufu, ubicado en Nanchang, capital de la provincia de Jiangxi

Entrando al mundo

En la tienda de “souvenirs” de la Casa de la Moneda, Barroso escaneó un QR y compró unas monedas conmemorativas con el carácter “gong”. El profesor mexicano, que vive en China desde hace cuatro años, está ya acostumbrado a efectuar pagos con su móvil.

Al mirar la moneda conmemorativa que sostiene en la mano y recordar sus casi 100 años de historia, Barroso puede percibir el rápido desarrollo de la industria monetaria y financiera de China.

No muy lejos de la escultura de la moneda de plata con el carácter “gong”, un osmanto dulce  plantado por la Corporación de Impresión y Acuñación de Billetes de China en 2007 crece de manera exuberante.

Con la continua profundización de la reforma y la apertura de China, la internacionalización del RMB ha avanzado de manera constante.

2021 es el quinto año en que el RMB forma parte de la cesta de Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI). Según el informe de internacionalización del RMB 2020 del Banco Popular de China, en 2019 el renminbi ocupó el quinto lugar entre la composición monetaria de los activos de reserva de los países miembros del FMI, con una participación de mercado del 1.95 por ciento.

“En estos dos días en Jiangxi, esta moneda de plata me hizo volver a la época de hace 100 años, permitiéndome ser testigo del desarrollo de la moneda china y del despegue económico del país. De vuelta en Shanghai, me gustaría compartirle a mi hija las historias que ocurrían entre México y China”, concluyó Barroso.

Xinhua

Artículo anteriorPemex: tormenta eléctrica y gas causaron el incendio en Golfo de México
Artículo siguientePrepara Gobierno Municipal visita de Miss Universo