Inicio Economía Mitos y realidades sobre el Wi-Fi

Mitos y realidades sobre el Wi-Fi

WASHINGTON- A partir de sus inicios, el Wi-Fi ha jugado un papel integral en mantener conectada a la población en casa y en público. Según Cambium Networks, proveedor de infraestructura inalámbrica, a raíz del brote de la pandemia por Covid-19 aumentó la demanda del Wi-Fi drásticamente a fin de tener una conexión más rápida y confiable. Sin embargo, con ello, también comenzaron a surgir algunos mitos sobre la seguridad y conectividad de la tecnología de red inalámbrica.

Uno de los principales mitos alrededor del Wi-Fi es que mayor velocidad significa más canales amplios, en teoría esto tiene sentido. No obstante, entre mayor velocidad requiere más datos y mayor capacidad en el transporte, eso significa: canales más amplios aumentan el rendimiento de la red. Expertos en Cambium Networks señalan que también influye cómo se codifica la información para poder transportar la misma cantidad de datos en un tiempo menor.

Otro mito es que en 18 meses quedarán obsoletas las instalaciones de hoy, es verdad que el consumo de dispositivos móviles ha contribuido a esa idea. A pesar de ello, la infraestructura sigue siendo la misma y la conectividad se mantiene por más años. Tecnologías como la que ofrece Cambium Networks permiten implementar una red escalable, es decir, dependiendo el software puede cambiar el funcionamiento de puntos de acceso para dar mejores prestaciones en la red.

Asimismo, el mito más frecuente es saber si las redes inalámbricas son menos confiables en comparación a la conexión vía cable, la integridad de los datos inalámbricos cuenta con diversas variantes las cuales no son controladas. No obstante, hoy en día la ciberseguridad ha avanzado de forma importante, ahora los puntos de acceso y la seguridad de datos son sumamente estables a través de una red inalámbrica.

De igual manera, aún se sigue creyendo el mito de que la tecnología inalámbrica es más lenta, pero hoy en día la tecnología inalámbrica tiene otros alcances de tráfico de datos. En los inicios de las conectividades inalámbricas el cuello de botella era un problema constante en cualquier conexión. Ahora, esto está resuelto gracias a los canales de información y también a la mejoría en la codificación de datos que pueden soportar hasta Gigas de transmisión.

En este sentido, en 2021 se verá un claro crecimiento en el uso de dispositivos inalámbricos para una mejor conectividad. También los principales operadores de redes de banda ancha desplegarán una combinación de diferentes soluciones para adaptar las redes. Este es un aspecto importante para mejorar los servicios de conectividad inalámbrica, accesos al Wi-Fi y generar un mejor entorno en las aplicaciones para tomar mejores decisiones comerciales.

Notipress