Inicio Mundo La familia real británica rompe el silencio sobre entrevista de Meghan y...

La familia real británica rompe el silencio sobre entrevista de Meghan y Harry

El 7 de marzo Meghan Markle y el príncipe Harry decidieron que era hora de dar a conocer la razón fundamental que los llevó a orquestar y concretar el ‘Megxit’, el 8 de enero de 2020. Para su bomba televisiva los duques de Sussex eligieron a la presentadora Oprah Winfrey para guiar la entrevista.

Oprah fue seleccionada por Markle y el hijo de ‘Lady Di’ porque, como lo reveló la editora de realeza de Quién Erika Roa, la charla que ya había sido grabada con Ellen DeGeneres no pudo ser transmitida por los escándalos que envolvieron recientemente a la comunicadora.

En un acto inusual, la Casa de Windsor, a través de la Royal Rota difundió un comunicado a nombre de la reina Isabel II para responder a los graves dichos de Meghan y Harry, entre los que destacan principalmente un acto racista de parte de un miembro de la familia real y las ideas de suicido de la duquesa de Sussex.

Cuando se trata de la ex ‘royal couple’, ‘Lilibeth’ ha hecho todo tipo de concesiones y ahora, responder a las polémicas afirmaciones que hicieron en la CBS, confirma ese “hacer las cosas distinto” de los Windsor con la estadounidense y con el que se sabe es el nieto favorito de la soberana británica.

En el texto es precisamente la reina Isabel II la que ha expresado su “preocupación” a los alegatos de posible racismo en el seno familiar, en contra de —que entonces aún no había nacido— Archie Harrison y también expresó su “tristeza” por lo difícil que fue el periodo en el que fueron realeza juntos Meghan y Harry.

La tarde de este martes el Palacio de Buckingham “rompió el silencio” y envió un texto en el que se aseguró que se toman “muy enserio” lo dicho por la ex actriz y el duque de Sussex, y dejaron muy en claro que el asunto se tratará de resolver “de forma privada” por la familia real.

“Toda la familia ha mostrado su tristeza al conocer en toda su amplitud lo desafiantes que resultaron los últimos años para Harry y Meghan. Los asuntos suscitados, en particular el relativo a la raza, son muy preocupantes. Aunque los recuerdos sobre lo ocurrido pueden variar, nos los tomamos muy en serio Isabel II, reina de Inglaterra.


El texto agregó que los ‘issues’, “serán abordados por la familia de modo privado” y lo que siempre han tratado de poner en el ojo público: “Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de esta familia”. Este es el esperado plan de contención de la Casa de Windsor, tras la dura entrevista de la pareja con Winfrey.

El escenario en Estados Unidos cambió radicalmente después de que se emitiera el programa especial, con la mayor parte de la población ahora de lado de Markle y de su esposo, particularmente por las acusaciones de racismo, en un tiempo todavía sensible, tras el asesinato de George Floyd a manos de la policía de Mineápolis.

El asunto ha llegado también hasta algunos países de la Commonwealth que se estarían replanteando su relación con la corona británica. En Reino Unido la respuesta ha sido alarmante porque ha dejado de manifiesto que los británicos de 18 a 24 años, en quienes recaerá la decisión del futuro de la institución están a favor de los Sussex.

De acuerdo a una encuesta rápida realizada por YouGov se refleja que el 32 por ciento de la sociedad británica considera que la familia real trató bien a Markle y a Harry, pero la edad de los encuestados con esa opinión es mayor a 65 años, mientras que otro 32 por ciento en contra es de un demográfico juvenil.

Isabel II es la única ‘royal’ que ha podido mantener su popularidad, pero las próximas horas serán determinantes para ver si esta misiva logra calmar los ánimos en el reino y allende sus fronteras. Incluso el tema ha llegado a las altas esferas del poder británico y no han tenido tapujos para expresar su opinión.

La oposición laborista, en voz de su líder Keir Starmer, aseguró ayer que el racismo “no tiene cabida en el Reino Unido del siglo XXI (…) Todo esto está por encima de la familia real. Llevamos muchos años mirando para otro lado ante estos asuntos”. Mientras que durante las primeras horas, Boris Johnson trató de mantenerse al margen.

El primer ministro reafirmó, también el lunes, su apoyo a la monarca: “Siento la mayor de las admiraciones hacia la reina y a su papel unificador del país. En lo que se refiere a otros asuntos de la familia real, llevo mucho tiempo sin comentarlos y no pienso desviarme de esa posición”.

Pero Downing Street ha cedido también a la presión nacional e internacional y no ha evitado que sus principales colaboradores opinen del tema en redes sociales, como el secretario de Estado de Medio Ambiente, Zac Goldsmith, quien recurrió a Twitter para realizar su comentario.

La bomba no ha caído sobre el Palacio de Buckingham, sino sobre la familia de Harry. El está haciendo que estalle toda su familia. ‘Lo que Meghan quiere, Meghan lo tiene’ Zac Goldsmith, secretario de Estado de Medio Ambiente


Como es costumbre, de acuerdo a The Times, la reina habría pedido mesura y más tiempo para analizar cuál era la forma correcta de responder a la entrevista de sus nietos, pero la presión generalizada hizo que se adelantara esta reacción que pretende salvaguardar a la institución.