Inicio Versus Jugará Gronkowski junto a Brady en Tampa Bay

Jugará Gronkowski junto a Brady en Tampa Bay

Rob Gronkowski

Notimex

TAMPA — Patriotas de Nueva Inglaterra acordó intercambiar al ala cerrada Rob Gronkowski a Bucaneros de Tampa Bay, equipo que sacará del retiro al jugador de cara a la temporada 2020 de la NFL.

De acuerdo con la NFL, los “Pats” acordaron darle salida a Gronkowski, más una selección de séptima ronda a los “Bucs”, a cambio de una selección de cuarta ronda del Draft 2020, que se efectuará este fin de semana.

Gronkowski, tres veces campeón del Súper Tazón, dejó de jugar en 2018 pero todavía en 2019 siguió ligado a Nueva Inglaterra por lo que la única vía para cumplir su deseo de jugar de nuevo al lado del mariscal de campo Tom Brady tendría que ser en un intercambio.

Incluso, su retiro de los emparrillados se debió, según la prensa, a que en 2018 había sido enviado a Leones de Detroit, a lo que se negó el propio ala cerrada, quien en diversas ocasiones señaló que con el único quarterback con el que jugaría sería con Brady.

Cabe recordar que Gronkowski es parte de Wrestlemania, una marca de la empresa de lucha libre WWE, pero a una pregunta expresa a inicios de semana sobre su vuelta a la NFL señaló que “estoy feliz donde estoy y nunca se sabe, hombre. Nunca se sabe. Nunca se sabe. Tengo que recuperar ese sentimiento”.

Sin embargo, Gronkowski volverá al deporte de las tacleadas en busca de su cuarto anillo de Super Bowl, luego de lograr tres en su paso con Patriotas y en mancuerna con Brady.

En nueve temporadas con Nueva Inglaterra, “Gronk” atrapó 521 pases para siete mil 861 yardas y 79 touchdowns. Sus mejores temporadas llegaron en 2011, 2014, 2015 y 2017, en las que superó las mil yardas recibidas en cada una y disputó el Pro Bowl.

Dueños hacen donación

Ante el impacto generado por la pandemia del coronavirus en los Estados Unidos, los Bucaneros de Tampa Bay, Vikingos de Minesota y Águilas de Filadelfia anunciaron importantes donaciones para apoyar a los diferentes sectores de la población.

En un gesto para ayudar a mitigar el efecto del COVID-19 en la sociedad, tanto Bucs, Eagles y Vikings reafirmaron su compromiso con las comunidades de su entorno local, regional y estatal.

Ayer, la familia Glazer, propietaria de los Bucaneros de Tampa Bay, anunció la donación de cinco millones de comidas para los habitantes de cinco condados del estado de Florida; proporcionando suministros y provisiones necesarias para familias y niños de escasos recursos, así como personas de la tercera edad.

“La donación de cinco millones de comidas de la familia Glazer es la más grande de su tipo para alimentar a Tampa Bay durante la crisis de COVID-19 y reducir el impacto para aquellos que luchan con la pérdida de empleo, la incertidumbre de los ingresos y el temor de no poder alimentar a su familia”, señaló Thomas Mantz, presidente y CEO de Feeding Tampa Bay.

Por su parte, la familia Wilf, dueña de los Vikingos de Minesota, informó que superaron los cinco millones de dólares recaudados con relación al coronavirus, luego de haber donado un millón a la organización “United Way Worldwide”.

De acuerdo con el club, el dinero recaudado ya ha tenido un impacto, beneficiando a las comunidades de Minesota, Nueva York, Nueva Jersey e Israel; apoyando a trabajadores de la salud, adultos mayores, bancos de alimentos, organizaciones sin fines de lucro y causas filantrópicas judías.

“Hay personas y organizaciones extraordinarias que están trabajando valientemente juntas para vencer al COVID-19. Estamos enfocados en tratar de proporcionar tantos recursos como sea posible para satisfacer sus necesidades y ayudar a algunas de las poblaciones más vulnerables durante este tiempo”, indicó Zygi Wilf, presidente y propietario del equipo.

Finalmente, el dueño de las Águilas de Filadelfia, Jeffrey Lurie confirmó la donación de un millón de dólares en pro de las comunidades de la ciudad y del estado de Pensilvania.

Con su aporte, se podrá adquirir material de protección sanitaria para los diferentes hospitales de la ciudad y evitar el escaseo de insumos para que los profesionales de la salud puedan seguir operando en óptimas condiciones.

“Desde el momento en que el COVID-19 comenzó a amenazar nuestra forma de vida, hemos estado involucrados activamente en conversaciones profundas y reflexivas sobre formas de servir y apoyar mejor el bienestar de aquellos en el frente y sus familias. Es por eso que hemos desarrollado un plan integral destinado a brindar apoyo crítico a los trabajadores de la salud”, sentenció Lurie.