Inicio Economía Inflación golpea el mercado de autos usados en EU

Inflación golpea el mercado de autos usados en EU

WASHINGTON- El mercado de autos usados en Estados Unidos está viviendo un fenómeno inusual. Los vehículos de segunda mano se venden más caros que su precio de concesionario, una situación que podría estar relacionada con la pandemia y la escasez mundial de microchips.

Los precios de vehículos usados han subido 30% en promedio durante el último año, de acuerdo con las guías Black Book, especializadas en el registro de los datos de autos y camionetas. La situación se ha salido de control hasta el punto en el que los vehículos de alta demanda se venden por más que cuando salieron del concesionario, señaló Alex Yurchenko, el vicepresidente de ciencia de datos de la compañía, citado por AP.

“El mercado es muy extraño en la actualidad. Los concesionarios necesitan inventario, así que están pagando grandes sumas de dinero por los vehículos en el mercado mayorista”, afirmó Yurchenko.

El vicepresidente de la empresa ha encontrado 73 modelos de entre uno y tres años de uso que se venden en subastas, donde los concesionarios compran sus vehículos de segunda mano, a precios superiores a su precio de venta al público sugerido por el fabricante.

Este aumento en el segmento de los vehículos usados tiene mayores repercusiones de lo que se cree, ya que representa un tercio del fuerte repunte de la inflación del mes pasado, de acuerdo con el Departamento del Trabajo.

Los precios se dispararon un 10% en abril, una cifra récord, y otro 7.3% en mayo, mientras que la inflación aumentó 5%, lo que representa el mayor aumento en 12 meses desde 2008, durante la crisis financiera. El costo promedio de un vehículo usado fue de 26 mil 457 dólares en junio, de acuerdo con Edmunds.com.

La mayoría de los vehículos usados que se vendieron a un mayor precio eran camionetas y SUVs de alta demanda o vehículos todoterreno muy solicitados, como la camioneta pickup F-150 Raptor de Ford, la Jeep Wrangler Unlimited Rubicon SUV 2019 y la SUV Mercedes Clase G AMG63 de alto rendimiento.

Además, la situación podría empeorar. Yurchenko afirmó que los precios disparatados se están trasladando a los vehículos más ordinarios.

“Antes de que superemos esto, los precios de muchos vehículos comunes se acercarán al precio de venta al público sugerido por el fabricante”, comentó.

La industria automovilística se ha visto especialmente afectada por la escasez de semiconductores ya que los vehículos tecnológicamente avanzados usan cientos de sensores y controladores.

Sputnik