Inicio Economía Industria automotriz apuesta por baterías de estado sólido

Industria automotriz apuesta por baterías de estado sólido

TOKIO- De acuerdo con un informe del diario japonés Chunchi Shimbun, Toyota está trabajando en un vehículo eléctrico, el cual tiene la capacidad de cargar su batería en 10 minutos, brindándole una autonomía de 500 kilómetros. Esto gracias a una nueva batería de estado sólido, nueva apuesta no solo de la compañía japonesa, sino también de otras marcas de renombre como BMW, Hyundai y Ford.

Las baterías de estado sólido reemplazan el electrolito semilíquido por una sustancia sólida, mucho más tolerante al calor y a los daños en caso de un choque. Además, concentran una mayor densidad de energía, lo que les permite cargar más rápido y contener menor masa en comparación a las baterías de iones de litio tradicionales. Aunado a lo anterior, los sistemas de refrigeración son más simples y menos costosos, factores que por sí solos podrían reducir los costos de fabricación de los autos eléctricos.

Si bien estas baterías de estado sólido son más seguras que las de iones de litio, aún no es posible producirlas a gran escala y con precios competitivo. No obstante, algunos fabricantes de automóviles han estado experimentando con baterías de estado sólido; como BMW y Ford, que recientemente invirtieron en la empresa Solid Power con sede en Colorado. Por otro lado, Hyundai está trabajando en un proyecto piloto de baterías de estado sólido de próxima generación para vehículos eléctricos.

Por medio de un comunicado de prensa, el CEO y cofundador, de Solid Power, Doug Campbell dijo que la compañía está ahora está produciendo baterías de metal litio de estado sólido de 20 amperes. Las células de 330 Wh/kg de 22 capas tienen una mayor densidad de energía que cualquier batería de litio y esperan alcanzar los 400 Wh/kg en 2022.

En tanto, Toyota tiene más de mil patentes de baterías de estado sólido y ya ha convencido a Mitsui Mining and Smelting para crear una instalación piloto donde puedan fabricar electrolitos sólidos para sus baterías. Si la investigación mantiene un impacto positivo en la cadena de suministro de Toyota, eso será una señal de que se podrían comenzar a fabricar prototipos de baterías en 2021.

Tanto BMW, Ford, Hyundai y Toyota están tratando de impulsar una revolución en el mercado de baterías y la movilidad eléctrica. Estas empresas automotrices mantienen el paso firme de innovar en el campo de los vehículos eléctricos y acercar a las personas a una nueva generación de batería que, de fabricarse en serie, podría transformar toda la industria de los autos eléctricos.

Xinhua