Inicio ASI ES CUATO ¿Importa realmente la niñez a las feminazis?

¿Importa realmente la niñez a las feminazis?

90

Lic. Maclovio Murillo.- Los grupos feministas conocidos como “feminazis”, han tomado como bandera para sí mismas y tratan de imponer la ideología de género. Por eso, han adoptado como uno de sus propósitos destructivos, entre muchos otros, el impulsar y sobreponer su derecho a decidir sobre su cuerpo, al grado de lograr inclusive que se plasme en las leyes de nuestro país, la posibilidad de  eliminar libremente  y segarles de la vida a los aún no nacidos cuando se encuentran en periodo de gestación en el vientre de su madre.

La aprobación del aborto es, sin duda, uno de los propósitos fundamentales que defienden a ultranza las “feminazis”. Paralelamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS), reporta que, por año, son aproximadamente cincuenta millones de abortos en el mundo.

Mediante esa acción malévola y perversa, se interrumpe el embarazo y se provoca la muerte de los aún no nacidos, sobre los cuales ya existe la vida, pues ésta inicia desde el momento de la concepción.

Con todas sus letras, indudablemente es el aborto, un homicidio y éste se constituye en la agresión de mayor calado contra la vida humana, pues con el consentimiento de quien con fervor debiera proteger a su descendencia, se elimina precisamente a quien ninguna defensa puede oponer.

Sin embargo, hipócritamente en esos grupos feministas, vemos que, peligrosamente y con fines perversos, han tomado el acompañamiento de personas víctimas o supuestas víctimas que se han propuesto linchar a ciertos sacerdotes, acusándolos de pederastas o pedófilos, como si realmente les importara mucho la vida de la niñez.

En el caso del sacerdote Aristeo Baca Baca, grupos de esa ideología realizaron un plan bien orquestado, para posicionar en la sociedad en general, la idea preconcebida de que era culpable de conductas delictivas de índole sexual cometidas supuestamente contra una menor de edad, como si realmente les interesara mucho la niñez.

Nada más incongruente que lo anterior, pues si realmente les importara  la niñez, aunque fuera solamente un poco, entonces cabría preguntarles:

• ¿Por qué promueven el aborto?

• ¿No es el aborto la máxima agresión a la vida, que priva a los aún no nacidos de la posibilidad de ser niños?

En el fondo se sabe que los intereses de esas minorías son otros muy distintos al de proteger el interés superior de la niñez; y, estos, tienen como una finalidad primordial, el  precisamente destruir a las iglesias que se oponen a su enfermiza ideología de género, para poder imponer así con mayores posibilidades de éxito, sus perniciosas ideas, que van en contra del derecho a la vida, el matrimonio entre un hombre y una mujer, la familia tradicional y el orden social ideal creado por nuestro Padre Dios.

No debemos dejarnos engañar: las “feminazis” van contra la niñez y cuando toman un Niño o Niña para supuestamente defenderlo de un ataque sexual, su propósito es tomarlos como instrumentos de infamia, para enaltecerse a sí mismas y posicionar su ideología destructiva.

Creemos que las Iglesias que tradicionalmente han defendido el derecho a la vida, la institución del matrimonio y la familia, según el plan de Dios, deben salir y aclarar muy bien lo anterior, para que las personas de buena fe no se dejen engañar por esos grupos que aparentemente quieren ayudar a las víctimas de delitos contra la niñez, pues vestidos con piel de ovejas, ocultan sus reales propósitos destructivos.

Así es cuanto.

Deja un comentario