Inicio Mundo Homenajean a víctimas de los atentados de Cataluña

Homenajean a víctimas de los atentados de Cataluña

MADRID- Las principales autoridades políticas de Cataluña se dieron cita en la rambla de Barcelona, primer escenario de los atentados del 17 de agosto de 2017, para rendir homenaje a las víctimas en el cuarto aniversario del ataque yihadista, que dejó 16 muertos y más de 150 heridos.

En un acto sin discursos institucionales, autoridades, como el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; o la ministra de Transportes de España, Raquel Sánchez, guardaron un minuto de silencio y colocaron una ofrenda floral junto a víctimas y familiares.

“Hoy se cumplen cuatro años de los atentados de Barcelona y Cambrils, una barbarie que nos ha marcado para siempre. Un sentido recuerdo para las víctimas y todo el calor para las familias. No os olvidamos. Cataluña es un lugar de paz”, escribió Pere Aragonés en su perfil de Twitter.

Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona publicó un mensaje recordando que los atentados de 2017 fueron “uno de los episodios más oscuros que ha visto la ciudad”.

El ataque comenzó con un atropello masivo en el centro de Barcelona, donde fallecieron un total de 15 personas.

Horas después, miembros de la misma célula terrorista llevaron a cabo un ataque que combinó atropellos y heridas de arma blanca a los peatones en el paseo marítimo de la ciudad de Cambrils (en la provincia de Tarragona), causando la muerte de un transeúnte.

En el operativo policial posterior a los ataques fueron abatidos seis terroristas, fallecidos por los disparos de los agentes tras negarse a entregarse a las autoridades.

Otros dos miembros de la célula terrorista fallecieron previamente mientras manipulaban explosivos en su base de operaciones, una vivienda desde donde planeaban ataques incluso de mayor magnitud que los finalmente realizados, con lugares como la Sagrada Familia o el Camp Nou como objetivos potenciales.

El pasado mes de mayo la Audiencia Nacional impuso penas de entre 8 y 53 años de prisión a los tres únicos miembros de la célula yihadista que siguen con vida.

Sputnik