Inicio Economía Guerra tecnológica entre China y EU parece no detenerse con Biden

Guerra tecnológica entre China y EU parece no detenerse con Biden

WASHINGTON- Con Joe Biden cerca de la presidencia de Estados Unidos, especialistas se preguntan cuál será su posición ante China y su apuesta por el gran avance tecnológico. Mientras la administración de Trump ejecutaba sanciones a la industria tecnológica china, Biden debe decidir si continuará bajo esta guerra tecnológica por el liderazgo en las nuevas tecnologías o ser menos agresivo.

Bajo la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos, China sufrió diferentes sanciones y restricciones que afectaron su desarrollo en las crecientes nuevas tecnologías. Tan sólo en el tema de Huawei repercutieron en la disminución del 4% en su cuota de mercado global para 2021, según TrendForce. El avance significativo de la red 5G gracias al país asiático, así como de apps como Tik Tok fueron las principales preocupaciones de Estados Unidos.

Ahora, con Joe Biden a ocupar la Casa Blanca especialistas en uno y otro lado del pacífico consideran probable continúe con una guerra tecnológica. Abishur Prakash, especialista geopolítico del Centro de Innovación para el Futuro (CIF), cree el nuevo presidente impulsará excluir proveedores chinos de las redes móviles 5G.

Otro experto, Paul Triolo, de Eurasia Group, sostiene, Biden recurrirá a prácticas parecidas pero dirigidas hacia tecnológicas que amenacen la seguridad estadounidense como inteligencia artificial (IA) o la computación cuántica. La gran parte de profesionales afirman la continuidad de estas restricciones, únicamente con cambios en la forma de aplicarlas.

“Los dos países permanecerán encerrados en una competencia estratégica por el dominio económico y tecnológico porque ser competidores en lugar de socios ahora está firmemente arraigada tanto en Pekín como en Washington”, declaró Agathe Demarais, directora de pronóstico global en la Unidad de Inteligencia de Economist (EIU).

Por su parte, Xi Jinping, presidente de China, junto con el Partido Comunista Chino, expresaron en el plan para 2021 el impulso al desarrollo tecnológico del país. También se busca independencia en la manufactura de ciertos materiales o productos, para no sucumbir a sanciones estadounidenses, como fue el caso de los suministros de semiconductores o de chips.

China tiene preparado no sólo avances en red 5G, sino también 800 programas piloto para ciudades inteligentes con inversiones de 18 billones de yuanes en 2021 y hasta 25 billones en 2022. Asimismo, la creación de tres centros de investigación y desarrollo para la competencia de proyectos científicos y tecnológicos, principalmente en Internet de las Cosas, computación en la nube y big data.

Ambos países apuestan por el desarrollo y mejoría de las nuevas tecnologías, enfrascándose en una guerra tecnológica por el liderazgo en este sector. A pesar de entrar a una nueva administración con Biden, Estados Unidos seguirá buscando debilitar el crecimiento chino, mientras China trata de ser independiente.

Notipress