Inicio País Greenpeace denuncia “opacidad” de Pemex ante accidentes en Golfo de México

Greenpeace denuncia “opacidad” de Pemex ante accidentes en Golfo de México

CIUDAD DE MÉXICO— La estatal Pemex actúa con “opacidad” ante los accidentes que sufre, como el más reciente en el Golfo de México registrado el domingo, que hasta el momento deja cinco trabajadores muertos, seis heridos y dos desaparecidos, dijo a Sputnik un experto de la organización ecologista internacional Greenpeace.

“La falta de transparencia y opacidad en el manejo de la información hace difícil hablar de hechos precisos, en particular del impacto ambiental que pudo llegar a tener la explosión”, dijo a esta agencia Pablo Ramírez, especialista en Energía y Cambio Climático de Greenpeace en México.

El ecologista afirma que la falta de información detallada y transparencia se presenta además a casi dos meses después del masivo “ojo de fuego” en alta mar, causado por una fuga de gas, también en el Golfo de México, cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo en redes sociales y sobre el cual todavía no hay “información oficial del impacto ambiental”.

Al contrario, prosigue el ambientalista, “de manera irresponsable, las autoridades salen a decir que no hay ningún impacto ambiental, algo preocupante porque muestra la poca importancia que le dan al tema”, del cuidado del medio ambiente.

El director general de Pemex, Octavio Romero, enfatizó este lunes que la tragedia se originó en un accidente y que no es una consecuencia de falta de equipo ni de mantenimiento.

“No es un problema de inversión, tiene que ver con los riesgos de la industria petrolera”, subrayó el director general de Pemex en conferencia de prensa.

Falta de transparencia es “la norma”

Ramírez afirma que las actuales autoridades de la petrolera estatal han adoptado la falta de transparencia “como norma” ante los accidentes de la industria.

“Lo que podemos ver es que este tipo de accidentes y la reacción de las autoridades se vuelven la norma y no son la excepción de incidente aislados, son cada vez más frecuentes”, prosiguió el especialista de Greenpeace.

En el caso del accidente del domingo, Pemex se limitó a afirmar que “el incendio fue en las instalaciones de compresión y generación eléctrica” de la plataforma Ku A2 del centro de procesos de producción de crudo y gas del yacimiento Ku Maloob Zaap (KMZ).

“No sabemos bien la causa, si está relacionada con paso del huracán Grace, la semana pasada, si es un accidente humano, falta de mantenimiento de instalaciones o qué ocurrió”, prosiguió Ramírez.

Esa instalación petrolera marina se localiza a 100 kilómetros de la costera Ciudad del Carmen, estado de Campeche (sureste). “Pemex no ha informado cuál es la causa del accidente, pero hay víctimas humanas, es grave e inaceptable”, señaló Ramírez.

Ese yacimiento genera alrededor del 40% de toda la producción petrolera mexicana, que suma en total 1.68 millones de barriles diarios de crudo, y Pemex dejó de producir 421 mil barriles de crudo desde el domingo.

El experto de Greenpeace considera que “la actividad de la industria petrolera tiene implicaciones en comunidades vecinas que se localizan cerca de instalaciones de producción de crudo y gas, y de las refinerías, mientras los trabajadores también están en riesgo en esos eventos”.

Ramírez hizo un llamado a las autoridades de Pemex y el sector energético a informar con claridad y anticipó que el movimiento ecologista “seguirá insistiendo a través de solicitudes de información transparente”.

Del mismo modo que en el caso del masivo “ojo de fuego” por fuga de gas en julio pasado, Greenpeace solicitará “información precisa para saber cuáles son los impactos ambientales y sus causas”.

Acerca de la fuga de gas que desencadenó un inédito incendio en alta mar a principios de julio, las solicitudes de información han desatado una cadena de evasión de responsabilidades de una oficina estatal a otra.

La cartera federal de Medio Ambiente y Recursos Naturales contesta a la organización ecologista que no le corresponde el tema, sino a la Agencia de Seguridad Energética y Ambiental, y esa instancia remite a Pemex, y la dirección de la petrolera a la filial de Exploración y Producción, que no ofrece información, describe Ramírez sobre el círculo vicioso.

En un comunicado Greenpeace afirma en un posicionamiento que del modelo energético basado en reservorios fósiles de hidrocarburos “sacrifica personas, ecosistemas, comunidades y generaciones enteras en nombre del desarrollo que beneficia a unos cuantos”.

Ante esos accidentes plantea que “es urgente actuar con apego a la ciencia, pero sobre todo con apego a la justicia y transitar hacia un modelo energético climáticamente sustentable y socialmente justo”.

La filial de Greenpeace en México solicita la información oficial detallada de la tragedia a través del mecanismo sobre el Derecho de Acceso a la Información.

Sputnik