Inicio Economía GM dejará las pruebas de marihuana para contratar más personal

GM dejará las pruebas de marihuana para contratar más personal

WASHINGTON- El fabricante de automóviles estadounidense General Motors (GM) está teniendo problemas para contratar a todos los trabajadores que necesita. Para cumplir con su objetivo, la empresa incluso se plantea cambiar radicalmente su política de contratación y no someterlos a pruebas de marihuana.

La propuesta de General Motors para aumentar su plantilla llega justo cuando una de las plantas más importantes de la empresa, que produce los Chevy Silverado, se enfrenta a un déficit de trabajadores temporales de cara a mitad de año.

Las pruebas de cannabis realizadas por la compañía están espantando a los candidatos potenciales, aseguran Eric Welter y Rich LeTourneau, los dirigentes de los sindicatos de las plantas de GM, la Asamblea de Flint y la Asamblea de Fort Wayne, respectivamente.

GM se propone contratar a 450 empleados temporales a tiempo parcial en Flint y a otros 275 en Fort Wayne. El portavoz de GM, Dan Flores, no reveló detalles sobre el tema, pero declaró que esta recomendación “se está discutiendo dentro de la empresa”.

La marihuana medicinal es legal en 36 estados del país norteamericano, mientras que su uso recreativo es legal solo en 16, incluido Michigan, donde tiene su sede la Asamblea Flint de GM.

La prueba de marihuana en GM utiliza muestras de cabello, que se analizan muy detalladamente. Este hecho podría desanimar a los solicitantes de empleo más jóvenes a la hora de presentarse a una entrevista, explicó Welter.

Al mismo tiempo, no es el único problema que le dificulta al gigante de automóviles contratar a trabajadores. Entre otras dificultades, se mencionan el salario inicial de 16.67 dólares por hora establecido en el contrato sindical, así como el estatus temporal de los nuevos empleados. Eso significa que un novato debe esforzarse mucho y ser flexible al trabajar por turnos para ganarse la oportunidad de que un día sea contratado como empleado a tiempo completo.

La contratación de nuevos trabajadores no es la única preocupación de General Motors, que actualmente junto con sus competidores de la industria automotriz busca chips semiconductores, necesarios para crear sus productos. Así, en mayo se supo que GM fabricaba camionetas, incluida la GMC Sierra, sin un sistema de gestión del combustible activo debido a la escasez de chips.

Sputnik