Inicio Frontera El secretario Antony J. Blinken durante el recorrido de “Ingreso a México”...

El secretario Antony J. Blinken durante el recorrido de “Ingreso a México” a través del puerto de entrada en El Paso/Ciudad Juárez

63

SECRETARIO BLINKEN: Efectivamente. Y quisiera empezar, señor Director, señalando que ha sido una visita excepcional y que le ha tocado hacer todo el trabajo difícil, dado que yo me senté aquí a observarlo. En primer lugar, no puedo creer todo el terreno que abarcó, en forma literal y figurada. Ha sido un resumen muy completo del trabajo que están haciendo y del trabajo que están haciendo sus equipos. Es muy gratificante escuchar acerca de esto, sobre todo el trabajo en equipo que realizan entre los distintos organismos, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el Departamento de Estado y nuestros colegas en México. Así que les agradezco inmensamente.

Y sé que todo esto forma parte de una misión muy difícil y de suma importancia. La situación se ve agudizada por el desafío que plantea el COVID-19 y ustedes han estado haciendo una destacada labor en circunstancias extraordinarias, y sé que sus conciudadanos están muy agradecidos por ello.

Pero es muy grato estar aquí con todos en forma virtual. Como saben, el COVID-19 me obligó a postergar por un tiempo el viaje propiamente dicho, así que esta es la mejor alternativa con las visitas virtuales de esta semana a nuestros vecinos de México y también Canadá. Anhelo reunirme con miembros de los gobiernos mexicano y canadiense. Y hoy me complace participar en esta visita virtual al Paso del Norte, el puerto de ingreso, el puente que conecta El Paso, Texas y Ciudad Juárez en el estado mexicano de Chihuahua.

Y en verdad deseo agradecer a todos los que hicieron posible esta visita virtual, incluido Oscar Leeser, alcalde de El Paso –gracias, Sr. Alcalde; John Barela, director ejecutivo de Borderplex Alliance; Mauricio Ibarra Ponce de León, cónsul general del Consulado General de México en El Paso; Héctor Armando Cabada Alvídrez, alcalde de Ciudad Juárez –gracias, Sr. Alcalde; y Eduardo Ramos-Gómez, coordinador presidente de las cámaras de comercio combinadas de Ciudad Juárez. A todos ustedes les digo: gracias, gracias y gracias. Realmente valoro esta extraordinaria hospitalidad virtual.

Quisiera decir unas breves palabras antes de proceder a cruzar el puente. Este puerto de ingreso es un centro importantísimo de actividad entre nuestros dos países. Tan solo el año pasado, más de 1.300.000 personas cruzaron el puente, y estas dos ciudades juntas —una estadounidense, y la otra mexicana— constituyeron el cuarto mayor centro de manufactura de toda América del Norte, que cada año genera una actividad de comercio valorada en USD 82.000 millones. Tan solo el estado de Chihuahua tiene un impacto económico sobre Estados Unidos mayor al de algunos países enteros.

Como resultado de toda esta actividad económica, son muchos los lazos sociales entre los residentes de El Paso y de Ciudad Juárez. Son vecinos. En algunos sentidos, estamos ante una comunidad binacional. Durante años, personas en El Paso han cruzado caminando el puente para cenar en México y han regresado luego a su casa para el postre. La frontera entre Estados Unidos y México ha recibido mucha atención en el ámbito de la política estadounidense, sobre todo en los últimos años. A muchos estadounidenses les preocupa considerablemente la seguridad en la frontera. Les alarma la migración de personas indocumentadas, así como el flujo de drogas, armas y dinero ilícito.

Estos problemas también son un factor que preocupa a los mexicanos. Exigen soluciones serias, es decir, soluciones eficaces. Y el gobierno de Biden está decidido a brindar ese tipo de soluciones.

Estamos adoptando un nuevo enfoque en materia de migración regional. Eso incluye trabajar con otros gobiernos de la región, incluido México y los países de América Central, para abordar los motivos desoladores por los cuales las personas arriesgan sus vidas y su seguridad para llegar a Estados Unidos a cualquier costo. Es peligroso para ellos y contraviene nuestras leyes.

A todos los que estén pensando en emprender ese viaje, les decimos lo siguiente: no lo hagan. Estamos aplicando rigurosamente nuestras leyes sobre inmigración y nuestras medidas de seguridad fronteriza. La frontera está cerrada a la migración irregular.

El presidente Biden ha asumido el compromiso de reformar nuestro sistema inmigratorio y asegurar un procesamiento seguro, ordenado y humano en nuestra frontera. Esos cambios llevarán tiempo. Y Estados Unidos trabajará en estrecha colaboración con México para fortalecer el Estado de derecho, mejorar la seguridad y exigir que los infractores respondan por sus actos, especialmente en la frontera. Solamente podremos desarticular a las redes delictivas que se aprovechan de nuestra frontera común si trabajamos juntos. Y así lo haremos, porque detener la delincuencia transnacional redunda en beneficio de nuestros dos países.

Debemos mantener seguros a nuestros ciudadanos. Y la delincuencia supone una amenaza para toda la actividad económica que nuestras personas y empresas llevan a cabo juntas, algo que es vital para los medios de subsistencia de innumerables personas en nuestros países.

Hoy visito la frontera porque representa gran parte de lo que conecta a Estados Unidos con México: el comercio, los nexos empresariales, los lazos familiares, el turismo, el medioambiente compartido y la seguridad recíproca. Todo eso hace que esta relación sea tan importante para Estados Unidos. Valoramos y respetamos nuestra alianza con México y dependemos de ella cada día.

Y es así que seguiremos trabajando juntos en estrecha colaboración para promover nuestras metas comunes y ofrecer resultados a nuestra población. Gracias nuevamente a todos por hacer posible la visita de hoy.

Deja un comentario