Inicio Perspectiva El presidente resta y divide

El presidente resta y divide

Dr. Fernando Antonio Herrera Martínez.- El lunes declaró que si Cuauhtémoc Cárdenas era parte de la reunión sería un adversario, el martes dijo: yo no sabía, pero me da gusto que el Ingeniero haya mandado esa carta y ya no sea parte ni de la convocatoria ni de la reunión Mexicodecide.

El mismo presidente que nos dijo que los presidentes estaban enterados de todo, dijo: “Yo no sabía”. Lo que ahora debe saber es que Cuauhtémoc Cárdenas dio un paso atrás o de costado, pero por prudencia y por estrategia política, porque de algo puede estar seguro el presidente: Cárdenas ya no es parte de ellos, de hecho no lo ha sido desde hace tiempo, aunque su hijo sea el coordinador de asesores de AMLO.

Olvidó quién lo acercó al PRD, quién lo hizo presidente de ese partido, quién lo impulsó para ser Jefe de Gobierno de la Ciudad de México; el primero de seis años, olvidó todo y lo llamó adversario por no saber de la carta que Cárdenas había enviado desde antes para deslindarse de la reunión convocada por Movimiento Ciudadano y mucha gente de la política (algunos ya retirados) y figuras sociales muy importantes.

Se sabía de las pláticas de ellos con el Ing. Cárdenas y hasta de que simpatizaba con las ideas que serían expuestas en la reunión, pero, sabio e inteligente, midió los tiempos, se deslindó a tiempo y como nadie dijo y no tenían por qué, el presidente en lugar de un buen deseo o de no decir nada se le fue encima y lo perdió otra vez, pero ahora no hay modo de recuperar ni a Cuauhtémoc Cárdenas ni a la gente que lo sigue; que no es poca y que en caso de una elección muy cerrada su palabra podría ser definitiva para decantar la elección de 2024.

Nadie le pidió apoyarlo, ni tenían porqué, pero le ganó el hígado y se olvidó de que, es lo que es, gracias, en buena parte, al hijo del Tata.