Inicio Perspectiva El Gallo de oro y sus tres versiones

El Gallo de oro y sus tres versiones

Lic. Héctor Ramón Molinar Apodaca.- El famoso escritor mexicano Juan Rulfo, cuyas novelas fueron adaptadas a la pantalla gigante del cine, como Pedro Páramo y El Gallo de Oro, describen a su autor como un mexicano auténtico dentro del ambiente de los juegos de cartas, pelea de gallos y música de mariachi.

Quizá la más utilizada y adaptada al gusto de los productores, guionistas y directores ha sido “El Gallo de Oro”. En la primera entrega participaron actores de primer nivel como Lucha Villa como “La Caponera”, Narciso Busquets como Lorenzo Benavides e Ignacio López Tarso como Dionisio Pinzón. Los tres principales personajes que se mantienen en ferias y palenques apostando su dinero y bienes sin medir las consecuencias.

Filmada en 1964, bajo la dirección de Roberto Gavaldón y con el apoyo de Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes y el propio Gavaldón para el guion y los diálogos, a colores y con la magistral fotografía del mejor de la época de oro, Gabriel Figueroa, se considera una gran producción mexicana ganadora de las Diosas de Plata como la mejor película y mejor actriz Lucha Villa. A Rulfo no le agradó la adaptación porque la consideró demasiado folclórica y en una época distinta, ya que su novela la relata allá por 1938 a 1940 más o menos y la película es más de los cincuentas.

Luego se filmó “El Imperio de la Fortuna” en 1986, bajo la dirección de Arturo Ripstein y adaptada al cine por Paz Garciadiego dejó mucho que desear según mi opinión, pues contrario a “El Gallo de Oro” donde lució Lucha Villa en todo su esplendor como cantante y belleza interpretando a “La Caponera” en esta producción le da vida Blanca Guerra cuya voz desafinada y vestuario de feria pobre, en un ambiente sucio y hostil se genera un ambiente tenso, estresante y mediocre. Los actores principales son Ernesto Gómez Cruz como Dionisio Pinzón y Alejandro Parodi como Lorenzo Benavides.

Creo que “El Gallo de Oro” que produjo Televisa y que proyecta en la plataforma VIX, es la mejor adaptación como serie de diez capítulos, que deja emocionante final para esperar la segunda temporada. En esta interviene Lucero, que se presenta como una diva de la canción ranchera y cuya voz es afinada, dulce y agradable, distinta a la de Lucha Villa, que para mi opinión es mejor que Lucero. Sin embargo, rescata y supera al personaje a su medida “La Caponera”, mujer independiente, difícil de conquistar y muy feminista para la época del machismo en los años cuarenta.

Vestuario de primer nivel, locaciones hermosas en una hacienda ubicada en el estado de Hidalgo, en el municipio de Apan, y en San Luis Potosí, nos traslada a una época de gente apostadora en ferias y palenques, donde se apuesta de todo, hasta la vida. El principal personaje, “La Caponera”, le quedó perfecto a Lucero que luce madura y hermosa, además de su carisma y cantando canciones inolvidables al estilo ranchero con mariachi.

El argumento es sencillo, pero la adaptación a la serie está muy bien llevada, salvo la inclusión del lesbianismo que nada tiene que ver con la novela de Juan Rulfo, pero que Televisa Univisión en todas sus producciones, lo hace como si tuviese un compromiso con la LGBTT+. Eso pierde originalidad y hasta demerita la historia de amor entre un hombre que lucha para conquistar a la mujer que ama y que resulta ser lesbiana. Sobre todo, por la época en México.

En cuanto a la calidad de imagen, fotografía, sonido de alta definición está a lo más avanzado 4k en televisión. Vale la pena verla porque está entretenida y muy bien actuada por Plutarco Haza, que interpreta a Lorenzo Benavides, cruel villano que logra caer mal al público y José Ron como Dionisio Pinzón, cuya actuación resalta porque logra transmitir los traumas de su niñez.

La adaptación de la novela de Rulfo se llevó a cabo por Daniela Richer, dirigidos por Salvador Cartas, Tato Cartas y Arturo G. Filoteo y denota el gran ambiente escénico y el staff que participó en la creación de lo que considero una gran serie mexicana digna de admirar. Aunque les falló en cuanto a que beben demasiado tequila y como si nada, nunca se ven borrachos como se ven los borrachos. Hasta eso cuidaron para no maltratar la imagen del galán, el villano y la Caponera. Influye en la adicción al alcoholismo porque de eso se trata la historia: beber, cantar y jugar a la baraja y pelea de gallos. La de la buena suerte es Bernarda “La Caponera”.

Artículo anteriorGobierno de Tamaulipas
Artículo siguientePropongo incorporar el “ecocidio” como delito en el Código Penal