Inicio Economía El crecimiento del comercio electrónico en México

El crecimiento del comercio electrónico en México

Un fenómeno que hemos podido observar a lo largo de los últimos años es el de la masificación del uso de internet en todo el territorio latinoamericano. Aunque era de esperar que esto ocurriera, el efecto que dicho fenómeno tiene en la vida de las personas es altamente notable.

México se ha convertido en una de las áreas con una mayor tasa de penetración y ha pasado a ser líder, junto a Brasil, en cuanto a número de internautas. Y el crecimiento del uso del comercio electrónico en diferentes vertientes, pues, ha sido palpable.

Liderando el consumo de internet en América Latina

De acuerdo con diferentes estadísticas, el número de usuarios que acceden a diario a la red para realizar todo tipo de actividades ha crecido de forma exponencial durante la última década. Así, en la actualidad, internet ya forma parte de las vidas de más de un 70 % de la población mexicana, una cifra nada desdeñable y que sigue creciendo a cada día que pasa.

Las razones, por supuesto, abarcan un amplio abanico de consideraciones, aunque la comodidad a la hora de realizar ciertas operaciones se mantiene como una de las más importantes. La posibilidad de acceder a diferentes fórmulas de comercio electrónico, así como la existencia de opciones de ocio digital, son las más relevantes.

La gente, al parecer, valora el poder contar con plataformas como Netbet casino, donde puede acceder a sus juegos favoritos sin necesidad de salir de casa, o las numerosas opciones que permiten consumir contenido en streaming. Y, del mismo modo, el público aprecia la tendencia, cada vez más creciente, de poder realizar todo tipo de compras a través de internet.

El comercio electrónico ha cambiado los hábitos de consumo

Cabe señalar que la presencia de plataformas dedicadas al e-commerce no solo supone mayor comodidad para los usuarios: además, se ha convertido en un factor que altera los hábitos y los comportamientos. De hecho, se estima que mucha gente ha empezado a utilizar internet solo por la posibilidad de realizar compras online, y que esto los ha llevado, a su vez, a confiar en formas de pago digitales a las que antes no recurrían, como las billeteras electrónicas.

Por supuesto, las tiendas tradicionales no han desaparecido, pero cada vez son más las que recurren a estrategias de omnicanalidad para atraer a un mayor público. Y esto implica el uso de diferentes canales de comunicación para proporcionar su experiencia de compra, por lo que muchas plataformas, además de sus establecimientos físicos, ya cuentan con tienda online para que sea el público el que elija dónde consumir.

Para terminar, el dinero en efectivo también se está viendo afectado por las nuevas tendencias en compras online. Y es que, aunque todavía estamos lejos de que billetes y monedas desaparezcan, sí es cierto que su uso se ha reducido debido, tal vez de forma indirecta, al aumento de tarjetas bancarias y otras modalidades, imprescindibles para realizar transacciones en la red. Así, las nuevas fórmulas de comercio electrónico han irrumpido en las vidas de los usuarios mexicanos para cambiar el modo en el que realizan sus compras, pero también para modificar otros hábitos inalterables hasta la fecha. Las nuevas tecnologías suelen tener este tipo de efectos, y ahora solo queda esperar para ver cómo seguirá evolucionando este sector.

Artículo anteriorLa corrupción y la incompetencia (IV)
Artículo siguienteHalla FGE dos cuerpos inhumados en vivienda