Inicio Frontera Disfrutaron miles de familias juarenses del Mundo Navideño y Villa Navideña del...

Disfrutaron miles de familias juarenses del Mundo Navideño y Villa Navideña del DIF Municipal

Un total de 211 mil 042 familias disfrutaron de las diferentes atracciones que se tuvieron en el Mundo Mágico del Parque DIF y Villa Navideña del Parque Urbano Suroriente, que estuvieron abiertas de manera gratuita a la ciudadanía durante un mes.

Estos mágicos espacios arrancaron el 15 de diciembre con el encendido del árbol navideño y se celebró con una gran fiesta que fue encabezada por el Presidente Municipal, Cruz Pérez Cuéllar y Rubí Enríquez, presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Municipio (DIF).

El Mundo Navideño recibió la visita de 160 mil 820 personas en el Parque DIF, ubicado en la avenida Heroico Colegio Militar y calle Costa Rica, en la zona de El Chamizal.

Mientras que la Villa Navideña tuvo la asistencia de 50 mil 222 personas que se dieron cita a este mágico espacio, ubicado en el Parque Urbano Suroriente, entre la calle Miguel de la Madrid y Ramón Rayón, al suroriente de la ciudad.

Las familias disfrutaron de diversas atracciones en las que se tomaron espectaculares fotos en el paisaje nevado del Bosque Mágico, figuras navideñas, luces de colores, la casita de Santa Claus y el espectáculo de El Grinch, que intentó hacer de las suyas para arruinar la Navidad.

Las Villas Navideñas son una tradición en esta frontera para celebrar la época navideña con un espacio para todas las familias, sobre todo para los más pequeños que se ilusionan con este mágico recorrido.

Por primera vez, el DIF Municipal trasladó la Villa Navideña al suroriente de la ciudad, con el fin de beneficiar a las familias de este sector y se ubicó en el Parque Urbano Suroriente.

Una de las principales atracciones de este espacio navideño fue el circo, donde niñas y niños se divirtieron y rieron con el espectáculo que se presentó.

Artículo anteriorExhorta el SIPINNA a respetar los derechos de los infantes
Artículo siguienteEl mito del “blue monday”