Inicio Perspectiva Diálogos Biden/López

Diálogos Biden/López

Carlos Angulo Parra.- Aterriza el Air Force One en el AIFA, el presidente López espera nervioso en la sala VIP del AIFA, con bastante frío porque aún no instalan en la sala la calefacción. Un oficial del Ejército mexicano le dice al presidente que Mr. Biden acaba de aterrizar, indicándole el camino para recibirlo. Abordando un vehículo militar, se acercan al lugar en donde acaba de parar en plataforma el Air Force One. El presidente hace una mueca de desaprobación indicativa de las fuerzas de seguridad estadounidenses en las inmediaciones de la plataforma en donde se encuentran la imponente aeronave estadounidense, junto con las fuerzas armadas mexicanas.

Esperan unos momentos y se abre la puerta principal del Air Force One, apareciendo luego en la penumbra una cabecita blanca parecida a la de López Obrador, pero es la de Joe Biden, presidente de los Estados Unidos de América.

Al bajar la escalerilla del avión, López abre los brazos para darle un abrazo bien apretado al presidente Biden, apenas lo alcanza por la diferencia de estatura entre ambos. López amablemente le dice: -Bienvenido a México Señor Presidente Biden-.

Lentamente se acerca un imponente Cadillac tipo limosina, que se le ha llamado “La Bestia”. Biden extiende las manos al presidente López para darle la bienvenida al vehículo. Suben López y Biden y, a continuación, suben 2 personas más, que son los intérpretes que los acompañarán en el trayecto del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles al hotel Presidente Intercontinental, ubicado en Polanco.

Inmediatamente, López afanosamente le pregunta a Biden: – ¿Qué le parece nuestro nuevo aeropuerto señor presidente?- Biden le dice: -se ve bonito. It’s okay-.

Lentamente empieza a caminar un gran convoy de vehículos blindados y vehículos militares por las lúgubres calles vacías de salida del AIFA del Estado de México, en donde hay poca luz pública y existen múltiples baches.

Casi de inmediato, el presidente Biden le dice al presidente López -well mister president les start talking business-, respondiendo nerviosamente López ante la traducción literal del dicho, -jeje señor presidente Biden, aquí no hacemos negocios aquí gobernamos nuestros países-. A lo que responde Biden con una estruendosa carcajada.

 Mientras transitan por el Estado de México, el presidente Biden inmediatamente inicia la conversación diciéndole al presidente López -le agradezco mucho que finalmente hayan puesto atención a la detención de Ovidio Guzmán-, a lo que responde López- es responsabilidad de México cumplir con sus acuerdos internacionales señor presidente-. 

Inmediatamente después, Biden aprovecha la oportunidad para decir -entonces platiquemos del tema de energía que nos tiene sumamente preocupados tanto al Primer Ministro canadiense como a mí. Debemos de tomar en consideración que hay innumerables compañías de Estados Unidos que están regresando de China para realizar manufacturas en México, con lo que le hemos llamado near-shoring, pero se han topado con la novedad de que la Comisión Federal de Electricidad no tiene capacidad para generar la energía necesaria para llevar a cabo las complejas labores de manufactura. También tenemos muchas compañías que han hecho compromisos corporativos en su agenda de gobierno interna, así como con organizaciones internacionales, para producir utilizando energías limpias y se han topado que en México, la Comisión Federal de Electricidad tiene mínima producción de energía limpia y es la principal proveedora de electricidad en el país, ya que se ha impedido a las compañías, tanto mexicanas como extranjeras, que producen electricidad utilizando energías renovables como la eólica y fotovoltáica, participar en las subastas de energía.

Inmediatamente responde López -pero es que señor presidente Biden lo que usted no sabe es que estas compañías nos han estado saqueando- Biden le responde -pues usted aplique la ley si la han estado violando. Es su responsabilidad el poner orden en el país señor presidente, pero lo que no se puede hacer, es que si unos cometieron ilegalidades se colapse todo el sistema y, entonces, nos venimos todos abajo en Norteamérica. Lo necesitamos señor presidente López Obrador, nos necesitamos mutuamente-.

 Continuando con el lento trayecto, Biden luego le dice al presidente -otro tema muy importante es el relativo al control migratorio y al gran flujo migratorio que viene de Centro y Sudamérica y de la zona del Caribe-. Ante esto inmediatamente le responde López, diciendo -muy cierto señor presidente, a nosotros también nos tiene muy preo-cupados esa situación, lo que debemos de hacer es desarrollar estudios a profundidad respecto de la necesidad de mano de obra existente en Estados Unidos, que pueda ser absorbida por estas cadenas migratorias y trabajar conjuntamente los tres países de Norteamérica para desarrollar oportunidades económicas en esos países para sacarlos de la pobreza- A lo que le responde inmediatamente Biden -en efecto, Andrés, pero es necesario desarrollar procesos que lleven a la democracia a países como Venezuela, Cuba y Nicaragua, que tienen dictaduras que no respetan derechos humanos ni el Estado de Derecho, países que usted abiertamente ha apoyado-.

 Bajando la cabeza el presidente López le responde a Biden -sí señor presidente trabajemos juntos para solucionar esos problemas en dichos países-.

 Entrando a las inmediaciones de la Ciudad de México, el presidente Biden continúa la conversación diciendo- yo sé que usted es un presidente que le gusta salvaguardar las tradiciones y la naturaleza, por lo que ha prohibido la importación del maíz amarillo transgénico a México. Pero lo que usted no sabe, señor presidente, es que no hay ninguna prueba en ningún lugar del mundo que nos lleve a concluir que los productos transgénicos estén haciendo daño a la población.

De lo que sí tenemos evidencia, es que, sin este tipo de productos, la humanidad no hubiera subsistido hasta llegar a los 8,000 millones de habitantes. Los niveles de hambre se han abatido de forma considerable a raíz de estos adelantos tecnológicos. Tenga usted como ejemplo que el maíz originario de México dista mucho de ser el mismo que existe ahora. El que hay ahora, tiene una resistencia a plagas y arroja mejores niveles de producción que las especies originarias; todo, independientemente de que el impedir el acceso al maíz transgénico viola los términos del T-Mec. Considere esto señor presidente para beneficio de ambos países-.

De nueva cuenta, nervioso, López responde- sí señor presidente Biden, lo tomaremos en consideración para que todo salga bien-.

Entrando por Indios Verdes, Biden se avienta al tema más delicado, que es el de la importación de fentanilo y la intervención del crimen organizado en vastas zonas del territorio nacional, diciendo: -señor presidente, tenemos informes precisos de nuestra inteligencia, de la gran intervención que existe de los cárteles del crimen organizado en casi 1/3 de su territorio. Estamos en la mejor disposición para ayudarlo. También tenemos informes precisos de la cantidad enorme de importación ilegal de fentanilo procedente de México, que es promovida y administrada por estos cárteles de las drogas-. 

 Sudoroso López, ve de abajo hacia arriba al presidente Biden diciéndole -yo no estoy muy enterado de los detalles de estos delincuentes, pero cuente con nuestra más alta colaboración para poder resolver estos problemas-. Alegremente le contesta Biden -magnífico establezcamos grupos de trabajo conjunto que se aboquen a resolver este problema de inmediato-.

Ojalá y estos diálogos realmente se estén dando entre los presidentes de Estados Unidos y de México. Sabemos que el Primer Ministro de Canadá se va a concentrar en el tema energético de forma muy contundente.

El presidente López debe comprender que México no se puede sustraer de la geopolítica de Norteamérica, de lo contrario, podría él hasta caer a ser reo de la Corte Internacional de Justicia.

 Tengo fe de que esta cumbre trilateral traerá buenos resultados para nuestra región. ¡Ojalá y así sea!

Artículo anteriorParticipa la SSPM en operativos al interior del CERESO con 250 agentes 
Artículo siguienteDespiden en redes a Janeth y Maribel