Inicio Perspectiva Crisis laboral

Crisis laboral

26

El primer paso para solucionar las crisis económicas y financieras es abolir el Premio Nobel de Economía. Nassim Nicholas Taleb, financiero libanés

Cuauhtémoc Monreal Rocha.- Pian pianito vamos llegando al nuevo periodo de encerrona, el cual inicia el 1 de mayo y terminará, según el doctor López-Gatell, el 30 de mayo de este año; para los cuarentatas no hay “problem”, pero tú amable lector(a) que eres jovenazo(za), hazle caso al doctor e ignora lo dicho por el empleado de Televisión Azteca, Javier Alatorre, aunque sea amigo de López el de Palacio.

Acá en el campo vallense de San Buenaventura, no hay coronavirus ni nada que se le parezca, lo que hay es mucho, pero mucho trabajo durante todo el año; en el campo nadie se va a su casa, se va todos los días y todo el día, a la labor, al surco, a la parcela, a la huerta; lamentablemente a los héroes del campo, nadie los toma en cuenta, no obstante que, llueve, truene o relampaguee, nos quitan el hambre con los productos del campo.

Donde la cosa está que arde, según nota periodística, es en algunas empresas, pues Ana Luisa Herrera Lazo, secretaria de Trabajo y Previsión Social del estado, manifestó a los medios informativos “el cierre de 141 centros de trabajo, argumentando que las causas de la suspensión temporal de actividades en ciertos lugares de trabajo (43 comercios y 29 maquiladoras), se debe a la emergencia sanitaria, ante el embate del coronavirus 19, así como la falta  de materia prima y productos terminados, provenientes de países afectados por la pandemia”.

Agregó también doña Ana, que el 8 de abril pasado, se celebraron en la dependencia laboral 141 convenios de suspensión de actividades parciales en esta H. Ciudad Juárez, lo cual nos parece muy bien, porque ante todo debe conservarse la salud, el dinero, que aunque solo sirve para calmar los nervios, va y viene como las olas del mar y los empresarios que hoy se han solidarizado con sus trabajadores, en menos de que se lo escribimos, recuperarán lo invertido, por llamarlo de alguna manera.

Solamente esperamos que esta crisis laboral no se vaya a prolongar más de lo debido, porque la pandemia económica es tan desastrosa como la viral, al desquiciar la economía, no solamente local sino estatal y nacional, donde, con todo respeto, todas las estampitas del mundo o las que use el Primer Anciano de Palacio, nos salvarán. Vale.