Inicio AVANZA SIN TRANZA Como bocado de tierra. Mentiras oficiales

Como bocado de tierra. Mentiras oficiales

Daniel Valles.- Sin lugar a duda que los temas que van surgiendo en la semana y que comentamos son importantes o trascendentales. Esta semana que termina, sin temor a equivocarme, los temas han sido tres: Las lluvias torrenciales en el estado; las medicinas que no hay para los niños que padecen cáncer y uno que aparentemente es pura “variedad o entretenimiento”, el “Quién es quién en las mentiras”, que el presidente López Obrador se empeña en comentar en su mensaje de todos los días.

Sí, claro, puede haber otros temas: la poca Inversión Extranjera Directa que tenemos; la inflación que sube, está en un 6%; el desempleo que va en escalada y los empleos que surgen tienen sueldos de miseria.

La canasta básica que ha subido un 30%, Pemex subejerce presupuestos en 2019 y 2020. La deuda a proveedores se está ampliando, ¡ah!, la deuda de los estados, que es enorme y será motivo de que haya escalada en cobros de impuestos o que las cosas se pongan “color de hormiga”, como decían los clásicos.

En cuanto a las lluvias, el domingo anterior cayeron 35 litros de agua de lluvia por metro cuadrado, de acuerdo a la autoridad municipal. La ciudad se anegó en algunas partes y en otras, las obras que recientemente se han puesto en marcha para evitar las tradicionales anegaciones de siempre, funcionaron. Pero ese no es el punto.

Los funcionarios del gobierno del estado no dejaron de lanzar loas al gobernador de que las obras que realizó la administración de la que forman parte funcionaron a la perfección. ¡Qué bueno fue así!, pero “El Charquito”, la parte baja del puente a final de la calle Insurgentes, en Ciudad Juárez, el que se ha anegado por los últimos 40 o 50 años, se anegó.

Claro, esa no es correspondencia del gobierno del estado, sino del municipal. Pero y las calles abiertas de las obras estatales que no se terminarán a tiempo, las que ya deberían de estar listas, no lo estuvieron.

Ciudad Juárez se ha convertido, como siempre, en una zona de desastre por tanto bache y 19 hundimientos en el pavimento que se convirtieron en verdaderas trampas mortales para los automovilistas.

La falta de mantenimiento adecuado y la mala calidad de las obras que se han hecho desde hace muchas administraciones municipales, como siempre aparecieron. Esto provocó no solamente retrasos y molestias para los automovilistas, sino accidentes, muchos accidentes que han costado miles de pesos a las personas.

Por su parte, el presidente López Obrador, con su nueva sección de “Quién es quién en las mentiras”, parece que “se ha dado un balazo en un pie” por querer defenderse y además enviar un mensaje a sus millones de seguidores, que ya son millones menos, ha enviado un mensaje que lo ha escalado en cuanto a lo divisionista, lo que es sumamente peligroso.

Me explico: Ya hay mensajes invectivos en las redes sociales de seguidores incondicionales del presidente, que están atacando a periodistas que son mostrados en esta sección novedosa en su conferencia diaria. Ha sido un “obradorista” el que ha iniciado el ataque: Antonio Attolini.

Luego de que el periodista Raymundo Riva Palacio fuera expuesto durante la conferencia de prensa matutina de este miércoles 30 de junio, Antonio Atolini, exaspirante a diputado federal por Torreón, pidió al comunicador, a través de su cuenta de “Twitter”, dejar de publicar “mentiras”.

Ahora, la cosa no es tan sencilla como parece, ni es para tomar las cosas a la ligera. Existe el antecedente de la agencia SPIN, donde Luis Estrada es el director de la consultora política, en el cual, desde diciembre de 2018, ha venido analizando los datos no verificables a los que alude el presidente en su conferencias de por las mañanas.

Spin ha dado a conocer que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha hecho 56 mil 181 afirmaciones falsas o engañosas en sus conferencias matutinas, hasta el 30 de junio pasado.

Y esto, no es lo peor. No es la primera vez que Spin da a conocer las inconsistencias y las mentiras o los datos no comprobables que el presidente menciona en sus conferencias, como el que el Covid se curaba con una estampita religiosa o siendo honesto. Ya ven, él que dice que lo es, estuvo recluido por coronavirus y lo mismo su médico de confianza, Hugo López-Gatell.

La cosa es que, en el debut de su sección, Spin encontró inconsistencias mayúsculas en la información que presentaron. El pasado miércoles 30 de junio, horas después de que, durante su conferencia inauguró la sección “Quién es quién en las mentiras de la semana”, durante su informe se detectaron imprecisiones y hasta notas de hace cuatro años como lo dio a conocer en la sección “El Sabueso” del portal Animal Político.

Foto: Presidencia de la República

En dicho sitio web de noticias, se detalla que, en el reporte sobre el presunto espionaje a periodistas, el gobierno federal usó una nota de Forbes de 2017 para sustentar su argumento. La nota “Gobierno mexicano espía a periodistas y activistas, revela investigación”, fue publicada por Forbes el 19 de junio de 2017, cuando López Obrador aún no era presidente.

Seguro que la encargada de dar a conocer los reportes, Ana Elizabeth García Vilchis, no la ha de haber pasado muy bien, pues presentó mentiras para quedar bien con su jefe y ha sido pillada por los periodistas.

Todo esto lo puede leer en nota que apareció el jueves 1 de julio en El Universal. Amigos, les recuerdo que toda mentira, cualquier mentira, es una forma de corrupción.

Por último, fueron exhibidos los partidos que votaron en contra de que se esclarezca el desabasto de medicamentos para los niños con cáncer y en general. Votaron en contra Morena, PT, PVEM y el PES, que se dice defensor de la vida. ¿Cómo es posible que partidos políticos voten porque no haya transparencia? Bueno, así puede ser de corrupta la política.

El espacio, ya no puedo comentarle más sobre estos temas y otros más que demuestran la corrupción que prevalece en México, pero sí puedo decirle que tanto los gobiernos, como el presidente y los partidos políticos gustan de alimentarse de mentiras, aunque al final les resulte un bocado de tierra. No les imitemos.

(*) Daniel Valles es el Comisionado Internacional Anticorrupción de la OMPP

Artículo anteriorEl deber de la caridad fraterna
Artículo siguienteVuelven las inundaciones en Parajes del Sur