Inicio Mundo Biden ratifica ley de infraestructura tras demora por pugna interna de demócratas

Biden ratifica ley de infraestructura tras demora por pugna interna de demócratas

WASHINGTON- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ratificó este lunes una ley bipartidista de infraestructura por un billón de dólares, luego de meses de demora por la pugna interna de los demócratas sobre un paquete de gasto social.

“Aquí en Washington hemos escuchado innumerables discursos y promesas, libros blancos de expertos, pero hoy por fin logramos hacerlo”, dijo Biden en una ceremonia de firma en la Casa Blanca, a la que asistieron congresistas, gobernadores y alcaldes.

El gobernante aseguró que su “mensaje al pueblo estadounidense es que Estados Unidos se está moviendo de nuevo, y su vida va a cambiar para mejor”.

Biden ha designado al exalcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, como asesor principal de la Casa Blanca para coordinar la implementación de la ley de infraestructura.

Esta ley incluye 550 mil millones de dólares en nuevos gastos en proyectos de infraestructura, tales como carreteras, puentes, rieles de pasajeros, agua potable y sistemas de aguas residuales. El resto del paquete de infraestructura implica un gasto previamente aprobado.

El Senado estadounidense aprobó el proyecto de ley en agosto. Los demócratas progresistas de la cámara baja retuvieron el proyecto de ley aprobado por el Senado durante meses, exigiendo una votación sobre un paquete de gasto social más amplio, pero finalmente fracasaron.

La Cámara de Representantes finalmente aprobó el proyecto de ley de infraestructura a principios de este mes después de que los demócratas progresistas y moderados de la Cámara acordaran tomar el paquete de gasto social de 1,75 billones de dólares a más tardar la semana del 15 de noviembre.

No está claro si ambas cámaras del Congreso tienen suficientes votos para aprobar el paquete de gasto social, ya que algunos legisladores se preocupan más por las crecientes presiones inflacionarias.

“Según todas las cuentas, la amenaza planteada por la inflación récord para el pueblo estadounidense no es ‘transitoria’ y en cambio está empeorando”, dijo recientemente en Twitter el influyente senador demócrata Joe Manchin, de Virginia Occidental, catalogado como moderado.

Consideró que “desde la tienda de comestibles hasta la estación de gasolina, los estadounidenses saben que el impuesto de inflación es real y Washington ya no puede ignorar el dolor económico que los estadounidenses sienten todos los días”.

El índice de precios al consumidor (IPC) subió 6.2 por ciento interanual en octubre, el alza anual más fuerte en más de 30 años, informó el Departamento del Trabajo de Estados Unidos la semana pasada.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, declaró el domingo que controlar la pandemia de Covid-19 era clave para controlar la inflación.

“La pandemia ha estado tomando las decisiones para la economía y la inflación. Y si queremos bajar la inflación, creo que seguir avanzando contra la pandemia es lo más importante que podemos hacer”, sostuvo Yellen en Face the Nation, de CBS.

Desgranó que espera que “si tenemos éxito con la pandemia en algún momento de la segunda mitad del próximo año, los precios volverían a la normalidad”.

Xinhua