Inicio Economía Avanzarán en negociaciones con FMI si no logra acuerdo con acreedores

Avanzarán en negociaciones con FMI si no logra acuerdo con acreedores

BUENOS AIRES- El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, afirmó que de no lograrse un acuerdo con los acreedores privados para reestructurar una parte de la deuda externa, el país avanzará en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en virtud de un nuevo programa financiero.

Guzmán ratificó que en términos económicos, Argentina “no tiene la capacidad de ofrecer más” a los bonistas, con quienes adeuda unos 66 mil 239 millones de dólares, a propósito de la oferta de canje de deuda que envió el pasado 6 de julio a la Comisión Nacional de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

“Hay una decisión tomada, no podemos ofrecer más a los acreedores y, si no hay acuerdo, avanzaremos con el FMI en un nuevo programa, y con el sector privado volveremos a hablar en seis u ocho meses, pero con una propuesta de reestructuración más profunda”, dijo el titular de la cartera económica en declaraciones a un diario local.

Sobre el plazo de vencimiento de las negociaciones, el próximo 4 de agosto, Guzmán indicó que el gobierno está evaluando “todas las opciones” para postergar esta fecha límite; no obstante, enfatizó que la propuesta elaborada por el Poder Ejecutivo argentino representa el “máximo” y último esfuerzo respecto a la cantidad de deuda a solventar.

“Estamos evaluando todas las opciones. Habíamos manifestado que estaba la idea de un período de suscripción más largo, que es simplemente una cuestión técnica. Ahora, la realidad es que no hay más en términos de lo que el país puede pagar año por año. Hemos hecho el máximo esfuerzo posible y una oferta que es definitiva sobre la base de ese esfuerzo”, dijo.

La oferta que envió el gobierno a la SEC propone un período de gracia de un año, pagos de intereses de hasta el 5 por ciento para los bonos con vencimientos en el 2046, dos bonos adicionales en divisas con cupones y, en general, un reconocimiento de aproximadamente 53,4 dólares por cada 100 dólares adeudados.

En una contraoferta presentada por las tres principales agrupaciones de acreedores, que son el Grupo Argentina Ad Hoc, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje, se pide, sin embargo, que sean reconocidos 56 dólares por cada 100 adeudados.

Sobre este particular, el ministro Guzmán señaló que “hay que entender qué quieren decir esos tres dólares. Estamos hablando de miles de millones de dólares en una situación de fragilidad y restricciones muy fuertes”.

“Seguir cediendo implicaría redefinir prioridades. Como, por ejemplo, tener que hacer ajustes sobre gastos que son esenciales en Argentina. Inclusive tener que ajustar en jubilaciones, que implicaría una tensión sobre las reservas internacionales del país que generaría más inestabilidad cambiaria”, apuntó.

“La oferta está vigente y los acreedores tienen tiempo de aceptar. Es su decisión sacar al país de una situación de ‘default’ (suspensión de pagos)  en la que ya está de forma concreta desde finales de abril de 2018”, agregó.

El país sudamericano mantiene, además, una deuda con el FMI por más de 44 mil 100 millones de dólares como consecuencia del Acuerdo Stand By de acceso elevado convenido a mediados del 2018 durante la administración del entonces presidente Mauricio Macri.

El gobierno del presidente Alberto Fernández suspendió temporalmente este programa financiero, y ha afirmado que buscará un nuevo acuerdo con el organismo multilateral que permita al país cumplir con los pagos una vez alcanzada la recuperación económica.

Xinhua