Inicio Mundo Argentina rinde homenaje a víctimas de COVID-19

Argentina rinde homenaje a víctimas de COVID-19

BUENOS AIRES- El gobierno argentino rindió homenaje a las más de 92 mil víctimas mortales de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) en el país y llamó a la unidad nacional para superar la pandemia.

“Estamos aquí en memoria de cada una de las personas que fueron víctimas fatales de la pandemia. Cada una de ellas tenía un nombre, una vida”, afirmó el presidente argentino, Alberto Fernández, al encabezar la ceremonia realizada en el Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires.

El mandatario argentino participó en la ceremonia junto a representantes de diversos círculos en el país, trabajadores esenciales y gobernadores provinciales, según informó la Presidencia.

“Nuestro homenaje será construir una Argentina unida y solidaria que cuide siempre la salud de sus habitantes”, enfatizó el mandatario.

“Esta es una ceremonia de recogimiento y reflexión. Con esta pandemia estamos presenciando un verdadero cataclismo que azota a la humanidad. Millones de personas fallecidas han conmocionado al mundo entero, así como nos interpelan en lo más profundo los casi 100 mil fallecidos en nuestro país”, dijo.

Fernández comentó además que la pandemia del COVID-19 “abre un vacío, edifica un muro inmenso que nos impide abrazar a otros, vivir una parte de la vida”, para agregar que “a quienes se han ido en este tiempo doloroso no los olvidaremos nunca”.

“En nombre de toda la sociedad argentina quiero expresar que es infinita nuestra gratitud con todos los trabajadores de la salud. Hacen un esfuerzo inmenso en la pandemia, trabajan sin pausa para salvar vidas”, dijo y agradeció también a “todos los trabajadores esenciales y a cada persona que trabaja para traer y aplicar vacunas”.

La ceremonia incluyó el encendido de 24 velas en representación de las personas fallecidas en cada una de las provincias del país, así como la lectura de poemas y una ofrenda floral ante representantes de personal considerado esencial, como médicos, operarios, científicos, docentes, policías y bomberos.

Xinhua