Inicio Mundo América Latina se une al movimiento feminista

América Latina se une al movimiento feminista

MONTEVIDEO- Las feministas de América Latina conmemoraron el Día Internacional de la Mujer, en el marco de la pandemia del COVID-19, con marchas, intervenciones y acciones en redes para denunciar la violencia machista y la desigualdad.

En los distintos países algunas organizaciones feministas optaron por volver a tomar las calles tras las restricciones de movilidad y confinamientos, mientras que otras prefirieron evitar las aglomeraciones por la crisis sanitaria y convocan a manifestarse en las redes sociales e intervenir los hogares.

En Chile, la Coordinadora 8-M renombró estaciones del metro de Santiago con demandas y consignas sobre la violación de derechos humanos, la desigualdad de género y el rechazo al presidente Sebastián Piñera.

“No importa el toque porque este 8 llenamos la calle a tope junto a mis hermanas, marchamos sin miedo con alcohol y mascarilla, vamoh al choque”, dice una parte de la letra en referencia al toque de queda decretado en el país por la pandemia y los protocolos sanitarios”, aseveró la coordinadora.

En Uruguay, la convocatoria de la Intersocial Feminista la hacen mujeres murguistas en un video que invita a tomar “todas las calles” con acciones descentralizadas por todo el territorio para evitar aglomeraciones.

Por su parte, la Coordinadora de Feminismos de Uruguay convocó a la tradicional manifestación por la principal avenida de Montevideo, con la novedad de que la partida será desde tres puntos distintos de la ciudad para concluir en una de las plazas más icónicas de la capital.

En Argentina también llaman al paro de actividades y convocan a una marcha principal en la Plaza del Congreso, en Buenos Aires, y a movilizaciones en todo el país.

“En Argentina matan a una mujer cada 30 horas. No podemos seguir esperando”, dijeron las convocantes.

En Perú, Colombia, Brasil, Bolivia, Cuba, Ecuador y otros países las principales organizaciones no convocaron movilizaciones presenciales para evitar la propagación del COVID-19 o por la falta de permisos para hacerlo, pero se harán sentir en las redes con eventos, conferencias y hashtags.

En El Salvador varias organizaciones realizaron una marcha hasta la céntrica Plaza Cívica el domingo en la reiteraron sus reivindicaciones más potentes: derechos sexuales y reproductivos y el cese de la violencia física y psicológica contra las mujeres.

Una de las principales luchas comunes en la región es la del aborto legal, seguro y gratuito, que sigue estando penado en la mayoría de los países, a excepción Uruguay, Cuba, Guyana, Guayana Francesa, Puerto Rico, la Ciudad de México y desde diciembre también Argentina.

Otro fuerte reclamo es el fin de la desigualdad de género en el ámbito laboral y económico.

Según los datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el nivel de ocupación remunerada de las mujeres retrocedió más de una década como consecuencia de la emergencia derivada del coronavirus.

La tasa de participación laboral de las latinoamericanas y caribeñas fue de 46% en 2020, mientras que la de los hombres se ubicó en 69%.

Sputnik